Una nueva aplicación permite grabar videomensajes para que, cuando mueras, las personas a las que destinaste que lo reciban, puedan escuchar aquello que les quisiste decir. Hasta el momento, sólo se podía prever que el patrimonio material fuera destinado a determinadas personas, pero con esta aplicación también se podrá "heredar" un mensaje emotivo.

Se trata de la app LiveWill, que ya se encuentra disponible para su descarga en Google Play y la App Store, donde en la nube podrás dejar aquellos videomensajes, ya sea tanto para una persona en especial o un grupo.

Además, se podrá programar el momento en el que reciban aquella "herencia emocional", luego del fallecimiento del usuario. "Es una app que le permite a la gente trascender en el tiempo, seguir presente sin importar las circunstancias dejando mensajes hasta por los próximos 50 años", dijo Edgardo Paso, vocero de la empresa desarrolladora de la herramienta.

"Es una app que le permite a la gente trascender en el tiempo, seguir presente sin importar las circunstancias dejando mensajes hasta por los próximos 50 años".

Cabe destacar que se trata de un servicio que requiere de una suscripción monetaria, que varía según el tipo de plan que se quiera contratar. Su forma de uso es sencilla: una vez contratado el servicio, se puede comenzar a determinar quién será el destinatario, cuándo debe llegar el videomensaje si en una fecha exacta, por ejemplo en un cumpleaños, o después de una determinada cantidad de días luego del fallecimiento.

En el caso de que se elija esta opción, habrá una serie de personas asignadas por el usuario para que marquen en la app la fecha de deceso del suscriptor, y que así, comience a funcionar el legado emocional tal como deseó el fallecido. También serán los encargados de actualizar los datos que cambien con el tiempo, para que aquello que cambie con el correr de los años no impida que llegue el videomensaje al destinatario.

Valor de la app LiveWill

Sin embargo, lo que contiene ese videomensaje será sólo de uso privado, y se encriptará con el fin de que sea visible solamente para la persona que fue señalada como receptora del mismo, manteniendo así la privacidad del difunto.

"Hace 30 años quien quería dejar un mensaje grabado podía usar un cassette, y hoy algo así quizás ya está dañado o cuesta hallar donde reproducirlo. Con nuestro sistema, en cambio, el video se sube a ‘la nube’ y cuando llegue el momento se reproducirá en el formato de quien lo esté visualizando", señalaron desde la empresa desarrolladora