La Federación Nacional de Conductores de Taxis manifestó su apoyo al proyecto de ley de Alcohol Cero al volante para todo el territorio nacional y pidió por una "pronta media sanción" en la Cámara de Diputados, se informó hoy oficialmente.

En el texto de apoyo, firmado por el secretario general de la Federación, José Antonio Ibarra, los taxistas expresaron que "desde el sector conocemos profundamente la incidencia del alcohol en la conducción", y que "nuestros compañeros son muchas veces víctimas de quienes no respetan las normas, beben antes de manejar y generan siniestros viales graves".

También mencionaron la existencia de la tolerancia cero de alcohol en el manejo para conductores profesionales "hace más de un cuarto de siglo" y que se necesitan "reglas iguales para todos los actores del tránsito", según indicó el Ministerio de Transporte en un comunicado de prensa.

Por último, en el texto manifestaron que la seguridad vial "no puede esperar" e instaron a los legisladores a avanzar con el proyecto de ley elaborado e impulsado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), organismo del Ministerio de Transporte, que se encuentra a la espera de dictamen favorable en la comisión de Transportes de Diputados para poder pasar al recinto y ser debatida.

En ese sentido, un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados se reunirá mañana para avanzar en el dictamen de un proyecto de consenso, que reúne iniciativas de distintos bloques parlamentarios, para establecer la prohibición de conducir vehículos con concentración de alcohol en sangre.

La semana pasada, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, recibió al ministro de Transporte de la Nación, Alexis Guerrera, en el Congreso para dialogar sobre el tratamiento de la iniciativa que establece la prohibición del consumo de alcohol para conductores de vehículos en el territorio nacional.

El debate sobre esta problemática se inició a principios de agosto con la presencia del titular de la ANSV, Pablo Martínez Carignano; y miembros de la fundación "Madres del Dolor".

En la actualidad hay 11 provincias -Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Jujuy, La Pampa, Río Negro, Salta, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Tucumán y Chaco-, y más de 20 ciudades las que tienen alcohol cero al volante en sus territorios, como medida orientada a reducir la siniestralidad vial producida por conductores en estado de ebriedad.

Entre las ciudades, varias son de la provincia de Buenos Aires, como Ezeiza, Tigre, General Pueyrredón, Morón, Moreno, Ramallo, Hurlingham, Salto y General Rodríguez, según indicó el Gobierno de la provincia de Buenos Aires.

Las últimas provincias en aplicar el límite cero para la conducción de cualquier vehículo motorizado fueron La Pampa y Chaco y, en provincias como Jujuy, la implementación de esta iniciativa redujo hasta en un 43% la mortalidad en siniestros viales. (Télam)