La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) prohibió la venta y distribución de los cigarrillos electrónicos de la marca Juul por falta de datos y pruebas para evaluar sus posibles riesgos para la salud, se informó hoy.

Además, se suma la prohibición para los cuatro tipos de vainas, con sabores de tabaco y mentol Virginia.

Según reportó la agencia Ansa, los productos que ya están en los estantes de las tiendas deberán ser inmediatamente retirados del mercado.

Por el momento, la FDA no encontró pruebas de que los cigarrillos electrónicos representen una amenaza inmediata para la salud.

Sin embargo, según la agencia hay "datos insuficientes y contradictorios" sobre la toxicidad de estos productos.

"La FDA tiene la tarea de garantizar que los productos de tabaco vendidos en este país cumplan con el estándar establecido por la ley, pero la responsabilidad de demostrar que un producto cumple con esos estándares recae en última instancia sobre los hombros de la empresa", dijo Michele Mital, directora interina del Centro de Productos del Tabaco de la FDA, en un comunicado.

(Télam)