La farmacéutica Merck anunció hoy que suspendió el desarrollo de sus dos vacunas para combatir el SARS-CoV-2 debido a que los estudios clínicos de Fase 1 demostraron que las respuestas inmunes fueron inferiores a las observadas después de contraer el virus de manera natural, informó la empresa.

“Esta decisión se debe a que los hallazgos de los estudios clínicos de fase 1 para las vacunas V590 y V591 demostraron que, si bien los componentes fueron tolerados, las respuestas inmunes fueron inferiores a las observadas después de una infección natural y a las informadas para otras vacunas”, indicó la firma a través de un comunicado.

Merck señaló también que enfocó “su estrategia de investigación y capacidades de producción en el avance de dos candidatos terapéuticos, MK-4482 y MK-7110” contra la Covid-19.

“Estamos agradecidos con nuestros colaboradores que trabajaron con nosotros en estas vacunas candidatas y con los voluntarios en los ensayos”, dijo el doctor Dean Y. Li, presidente de Merck Research Laboratories.

Merck y sus colaboradores tienen planeado enviar los resultados de los estudios de Fase 1 para las vacunas V590 y V591 para su publicación en una revista científica.

El candidato terapéutico “MK-7110 (anteriormente CD24Fc) es una proteína de fusión recombinante en investigación que modula la respuesta inflamatoria al SARS-CoV-2, principalmente dirigiéndose a un nuevo punto de control de la vía inmunitaria”, informaron.

Según la farmacéutica, “los resultados provisionales de un estudio de Fase 3 mostraron una reducción de más del 50 por ciento en el riesgo de muerte o insuficiencia respiratoria en pacientes hospitalizados con Covid-19 de moderado a grave”.

En tanto, el MK-4482 “es un nuevo agente antiviral oral que se está desarrollando en colaboración con Ridgeback Bio” y se está “evaluando actualmente en ensayos clínicos de fase 2/3 tanto en el ámbito hospitalario como ambulatorio”. (Télam)