Un video posteado en las redes sociales por la familia de un menor abusado en Tucumán, que relata el caso por el que fue sentenciado a 10 años prisión su abuelo materno, se viralizó hoy con el pedido de que el hombre cumpla la pena en una cárcel común, como se ordenó en primera instancia, mientras la Corte de Justicia de esa provincia revisa el caso

En el video publicado en la plataforma Youtube se escucha el relato del niño en diálogo con sus padres cuando contaba la situación de abuso, y la familia pide "ayuda a la población" luego de un proceso que demandó siete años y en el que niño fue citado 39 veces por la Justicia tucumana.

El condenado, abuelo del menor, fue sentenciado el 6 de mayo pasado a 10 años de prisión por abuso sexual agravado por el vínculo, y en estos días la Corte revisa el caso mientras el acusado aguarda en una comisaría las resolución.

"Queremos que cumpla la pena en la cárcel de Villa Urquiza, tal como lo dictaminó la sentencia de mayo pasado", dijo a Télam el padre del niño, que precisó que el condenado en primera instancia "espera en una cárcel de 110 metros cuadrados la sentencia de la Corte".

El padre detalló que tres de los miembros dela Corte fueron recusados por tener algún tipo de relación con la familia del niño o con el presunto abusador" y agregó que "la secretaria de la Corte lo llamó por 40ma vez para preguntarle si quería ir a hablar con ellos y el se negó diciendo que ya había hablado con muchos jueces y ninguno lo había escuchado"

La madre del niño, esta acusada de encubrimiento, ya que ella "declaró a favor de su padre, el abuelo acusado, cuando ella fue testigo de los hechos", dijo y señaló: "Es algo inentendible por qué una madre niega el abuso de su hijo".

Click to enlarge
A fallback.

Al respecto, cuestionó el accionar de la fiscal del proceso por encubrimiento, Adriana Reinoso Cuello, que "tiene dormida esa causa, por más que tiene todas las pruebas", según aseguró.

"Él es un niño muy fuerte, tiene su grupo de amigos y ya esta cansado de todo esto, quiere cerrar este capítulo de su vida", indicó el padre de la víctima.

En tanto, Juan Pablo Gallego, abogado del niño, dijo a Télam que "en un hecho inédito, luego de que el niño fuera citado 37 veces por la Justicia", hasta un funcionario judicial "lo llamó por teléfono a su domicilio, lo que no hace otra cosa que revictimizar al menor".

"El niño es abusado desde los tres años por su abuelo y, hasta que pudo relatarlo a sus padres transcurrieron otros dos años. El proceso duró siete años durante el cual el niño fue citado 37 veces, incluyendo relatos en Cámara Gesell"

Para Gallego "las demoras que se dan en los casos de abusos en la Justicia argentina no tienen que ver con la prueba, esa es una excusa falsa, ya que a partir de una Justicia patriarcal no se toma en cuenta el relato del niño, siempre hay una inclinación en la que la víctima es influida por intereses económicos"

"Pero hay muchos casos en que las madres pierden todo, posición social y bienes, para probar un abuso sobre su hijo. Entonces se va permitiendo un proceso de desgaste en donde el niño termina siendo el elemento a ser destruido".

El mes próximo la Corte de Tucumán debería dar sentencia sobre este caso, luego de la apelación presentada para que cumpla condena en una cárcel, tal como lo dictaminó el tribunal.





(Télam)