Desde el laboratorio del INTI Santiago del Estero se brinda un soporte analítico a la medición de calidad para la exportación de algodón argentino, "el año pasado hemos podido analizar 35 mil muestras de todo el país y este año vamos a superar ese número" enviadas por productores y empresas del sector algodonero, dijo a Télam el director del INTI Santiago del Estero y subgerente regional del NOA, Ramiro Casóliba.

El laboratorio que se encuentra en el Nodo Tecnológico de la provincia, en donde se encuentra el Instrumento de Alto Volumen (HVI), fabricado por Zellweger Uster, con el cual se trabaja con condiciones de unidades de temperatura controlada, que mantenga a 20 grados y a 65% de humedad durante todo el año, durante todo el proceso.

Las muestras de algodón, según detalló, llegan al laboratorio, deben aclimatarse 24 horas, luego se comprueba que hayan logrado humedad constante y allí recién se hace el ensayo, actualmente entre 600 y 800 muestras por día, agregó.

El sistema de clasificación de calidad del algodón consiste de mediciones del instrumento para la longitud, resistencia, uniformidad de la longitud, micronaire, desechos y color de la fibra.

"Con estos aspectos se parametriza la calidad de fibra, o sea para qué producto te va a servir después la fibra", comentó y resaltó que "esto se hace bajo normas de calidad, de aseguramiento de resultado de calidad, ya que en los laboratorios se trabaja bajo la norma de ISO 17025, con el objeto de que sea comparable nuestro resultado con cualquier laboratorio del país o del mundo".

El Instituto tiene "un acuerdo firmado con el Gobierno de la Provincia, con el cual venimos trabajando la calidad de fibra de algodón y coordinamos con ellos para tratar de implementar un programa de trazabilidad junto con el INTA para la posibilidad de analizar la fibra que se produce en Santiago del Estero", indicó Casóliba.

"Este programa tiene como objetivo seguir la producción en campo, a través de los servicios, hacer un seguimiento a un grupo de productores, para ver cómo se comporta los protocolos de siembra, de cosecha, de desmontado y luego de análisis de fibra y cómo impacta esto en la calidad", explicó.

Además de este programa de trazabilidad, desde el laboratorio del INTI de la provincia "brindamos el servicio de análisis de calidad de fibra (hacia el país), con el cual el año pasado hemos podido analizar 35 mil muestras de todo el país".

"Este es un parámetro objetivo porque actualmente la forma en que se comercializa el algodón en Argentina es bajo una medida subjetiva, visual, que se hace con un calificador entrenado bajo el estándar argentino de algodón de la Cámara Argentina de Algodón", añadió.

Además se realizan capacitaciones, asesoramientos técnicos a los productores, para que tengan herramientas objetivas para defender la calidad de su algodón o bien cómo mejorar.

"Este es un trabajo mancomunado entre el INTI, INTA y el Gobierno de la Provincia, y hemos decidido reforzar este programa de trazabilidad de acuerdo a los resultados que venimos obteniendo y porque queremos que Santiago del Estero tenga una mejor fibra".

En ese sentido remarcó que "actualmente Santiago del Estero es la principal provincia productora de algodón y eso hay que acompañarlo desde los ámbitos técnicos y esa es nuestra tarea".

Este trabajo de medición de calidad es elemental para la exportación de este producto tan importante para la confección de indumentarias. "En Argentina, en el año 2021 hubo 145.348,13 toneladas exportadas; y en lo que va del año 50.474 toneladas exportadas", dijo Casóliba.

"Para poder salir a comercializar esa fibra, si o si debe pasar por HVI, el análisis de calidad" y ese trabajo es el que se lleva a cabo en el laboratorio del INTI de Santiago del Estero.

En el laboratorio del INTI de la provincia, trabajan 14 personas, y tiene un perfil de soporte tecnológico a la agroindustria, ya que la investigación, el trabajo de campo y asesoramiento se base en tres áreas: Alimentos, Rotulado y Meteorología industrial.

En el rubro alimentos, los "profesionales hacen asesoramiento técnico y tenemos un laboratorio de calidad, en el cual se hacen análisis que permite a una empresa o emprendedor poder hacer ensayos microbiológicos para chequear que la calidad del alimento sea adecuada para consumo humano", se explayó.

"En cuanto al rotulado, hacemos ensayos y ahora está muy en auge el etiquetado frontal", dijo y agregó que en el "laboratorio de meteorología industrial se calibra instrumentos de medición de presión, humedad, termómetros y balanzas". (Télam)