La Estación Terrena Tierra del Fuego (ETTdF), ubicada en las cercanías de la localidad de Tolhuin, celebró dos años de funcionamiento dando servicios a misiones satelitales del Plan Espacial Nacional y otras internacionales con las que tiene convenio la Conae (Comisión Nacional de Actividades Espaciales).

La estación más austral del continente, inaugurada el 15 de julio de 2019, cuenta con dos sistemas de antenas de reflector parabólico: una de 13,5 metros y otra de 7,3 de diámetro, además tiene un pedestal de 15 metros de altura, ambas cubiertas por radomos para protección de nieve y viento.

Gustavo Rébola, jefe de la Unidad de Estaciones Terrenas de la Conae, señaló que la Base Terrena de Tierra del Fuego, al igual que su par de la provincia de Córdoba, “realiza el traking del satélite", como por ejemplo de los Saocom (1A y 1B).

Y remarcó que la principal diferencia entre ambas es que en Tierra del Fuego “todo lo que es el monitoreo de los equipos que tenemos instalados para la descarga de datos o el envío del telecomando es operado de manera remota”, y que cuenta “con un equipo para un soporte de primer nivel que es brindado localmente”.

La estación está acondicionada para la transmisión y recepción de datos en banda S, y la recepción en bandas X y Ka; es decir que se puede recibir, procesar y almacenar la información generada por los satélites de observación de la tierra, tanto argentinos como extranjeros.

También brinda el servicio de telemetría, soporte, comando y baja de datos al Saocom (Satélite Argentino de Observación Con Microondas) con el que entra en contacto varias veces al día, explicó luego de la inauguración de la estación el gerente de la división estaciones terrenas de la Conae, Leonardo Comes, a Télam.

La telemetría es "similar” al diagnóstico que un paciente recibe cuando visita al médico, solo que acá se utiliza para analizar parámetros como la temperatura, el estado de los paneles solares o las baterías de los satélites, detalló en esa oportunidad el especialista. (Télam)