El Ministerio de Salud de Río Negro informó hoy que la curva de contagiados de coronavirus está creciendo, pero que la provincia no se encuentra en el pico máximo de la segunda ola.

"En algunos lugares no se mueve la curva de contagiados y en otros, como en Bariloche, está creciendo", dijo la directora de políticas públicas del ministerio rionegrino, Mercedes Iberó.

En ese sentido, explicó que los contagios se están dando de manera acelerada en buena parte del país y que en Río Negro "la situación es diferente".

"Estamos lejos de lo que está pasando en Capital Federal y el Gran Buenos Aires, pero si no entendemos que nos tenemos que cuidar, en unos días vamos a llegar a lo que allí está pasando", aseguró Iberó, quien ejemplificó con algunas ciudades rionegrinas que en 2020 tuvieron gran cantidad de infectados, y que hoy en día tienen muchos menos como "General Roca, 51 casos activos; Cipolletti, 146; Río Colorado, 42; Viedma, 141, y Jacobacci 15", precisó.

Según el último parte sanitario provincial, Río Negro tiene 1.685 infectados, 55.185 curados y 1.355 fallecidos por Covid-19.

También aseguró que "la mayoría de los contagiados en Río Negro son de entre 30 y 40 años", y que lo que ocurre es que "las personas con síntomas leves no se hacen el hisopado para que no los aíslen y es sumamente importante que los que tienen síntomas que no se muevan de su casa por diez días, porque por más que sean síntomas leves, igual contagian".

También dijo que en Río Negro "no hay tantas personas internadas en terapia intensiva".

Según detalló, la provincia cuenta con 176 camas de terapia intensiva, 53 están ocupadas por pacientes contagiados de Covid-19, 39 están libres y el resto ocupadas por pacientes con otras enfermedades.

"Eso habla de que aún no tenemos un gran colapso de internación en terapia intensiva", apuntó. (Télam)