El plenario de la cumbre en Panamá sobre comercio internacional de especies amenazadas suspendió sus debates y pospuso para mañana la crucial decisión sobre proteger a los tiburones para el viernes.

Esta iniciativa fue la más discutida en el Comité I de esta COP19 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que comenzó el 14 de noviembre en Panamá, y el plenario deberá abordarla en la última jornada, con la presencia de más de 180 países.

Copatrocinada por la Unión Europea y 15 países, entre ellos el anfitrión de la cumbre, la propuesta implica colocar a las 54 especies de las familias de los tiburones réquiem (Carcharhinidae) y de los tiburones martillo (Sphynidae) en el Anexo II de CITES, de especies con comercio regulado. El Anexo I abarca a las especies con comercio prohibido, informó la agencia de noticias AFP.

Si el plenario da luz verde "sería una decisión histórica, ya que por primera vez CITES estaría manejando un número muy grande de especies de tiburones, que sería aproximadamente el 90% del mercado", declaró la delegada panameña, Shirley Binder.

Las aletas de tiburón pueden costar 1.000 dólares el kilo en mercados de Asia oriental, donde son ingrediente de una sopa muy apreciada.

Estas dos familias de tiburones representan más de la mitad del tráfico mundial de aletas, que mueve unos 500 millones de dólares al año y su centro es Hong Kong.

Tan agitado fue el debate en el Comité I la semana pasada, durante el cual Japón y Perú intentaron reducir la cifra de especies de tiburones a proteger, el presidente del panel, el británico Vincent Fleming, llamó varias veces a mantener la calma.

"Esperamos que todo esto sea adoptado en la plenaria", dijo Binder, quien fue la encargada de exponer los argumentos en favor de la protección de los tiburones en el áspero debate del Comité, que duró casi tres horas, un récord en la cumbre de CITES.

El plenario también resolverá este viernes la propuesta aprobada en el Comité I de proteger a la familia de las rayas guitarra (Rhinobatidae) y a varias especies de rayas de agua dulce (Potamotrygon).

El ministro panameño de Medio Ambiente, Milciades Concepción, presidió la sesión plenaria de la mañana del jueves y Binder la de la tarde.

Binder suspendió el debate a las 17 locales (19 hora argentina), con lo que todos los temas pendientes, incluido el de los tiburones, deberán ser resueltos el viernes.

La sesión se había prolongado por desacuerdo sobre el comercio de hipopótamos entre la Unión Europea y naciones africanas.

El plenario debe ratificar (o desestimar) cada una de las 52 propuestas aprobadas en estos días por el Comité I, entre ellas sobre tiburones, rayas guitarra, cocodrilos, tortugas, ranas y otras especies.

La CITES, que entró en vigor en 1975, ha fijado reglas de comercio internacional a más de 36.000 especies silvestres. Sus firmantes son 183 países y la Unión Europea. (Télam)