Un informe especial de la Oficina de Violencia Doméstica (OVD) de la Corte Suprema analizó 6.805 denuncias de niñas, niños y adolescentes (NNyA ) afectados por violencia doméstica durante la pandemia, y de ellos la mitad fueron evaluados como de riesgo alto y altísimo, según informó ese organismo del alto tribunal en el marco del Día Mundial del Niño declarado por Naciones Unidas.

Durante la pandemia por Covid-19, los equipos interdisciplinarios de la OVD recibieron 16.162 denuncias por hechos de violencia doméstica y el 30% de esas denuncias correspondió a niños, niñas y adolescentes (NNyA) afectados, con una frecuencia de violencia diaria y semanal en el 58% de los casos.

Los datos corresponden a NNyA afectados durante 2020 y 2021. Casi la totalidad de las presentaciones fue derivada a la Justicia civil (99%), que ordenó 9.020 medidas de protección (el 60% fue prohibición de acercamiento).

También se dio intervención al Consejo de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (96% de los casos), al Fuero Penal Contravencional y de Faltas de la Ciudad de Buenos Aires (63%) y a la Justicia Nacional en lo Criminal y Correccional (24%), indicó un informe oficial.

Del informe elaborado por la OVD surgió que los principales agresores de NNyA fueron varones (73%), en tanto que se determinó que 8 de cada 10 NNyA fueron agredidos por sus progenitores y el 47% cohabitaba con ellas/os. El 48% de los casos fue evaluado como de riesgo alto y altísimo.

Si bien en la mayoría de los casos las denuncias fueron realizadas por personas adultas, en 157 las hicieron los propios NNyA afectados, mientras que 98 niñas y adolescentes de entre 12 y 17 años denunciaron por violencia a su pareja o expareja. (Télam)