Las herramientas de gestión de la producción agropecuaria, de alerta ante fenómenos climáticos, o de control de pesca en el Mar Argentino son apenas algunas de aplicaciones en las que las inversiones en campo satelital se multiplican en el desarrollo productivo del país, señalaron las autoridades de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (Conae).

El gerente de Proyectos Satelitales de Conae, Fernando Hisas, afirmó en diálogo con Télam que "muchas de las capturas que se hacen en el Mar Argentino de buques piratas se hacen a través de la información de los radares en banda X que tenemos de satélites italianos a través del SIASGE (Sistema Ítalo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias) desde que ellos lanzaron el primero de esta constelación en 2009".

"A los satélites italianos con equipos en banda X se suman ahora los SAOCOM en banda L y podemos observar cualquier fenómeno en tierra con una periodicidad de doce horas sin importar el clima, la lluvia o si es de día o de noche, y eso te da una herramienta muy poderosa", remarcó.

Hisas indicó que "el hecho de que es un sistema bibanda abre todo un mundo de posibilidades porque una banda te permite ver algunas cosas y la otra banda otras, la banda X te permite tener una muy buena definición de objetos en tierra, mientras que la banda L te permite atravesar las copas de los árboles e incluso penetrar en el suelo más de un metro y estimar la humedad del suelo, todos datos clave para la actividad agropecuaria".

El funcionario advirtió que "Argentina en un momento supo ser el granero del mundo pero las cosas cambian; los cereales van a seguir siendo una exportación fundamental para el desarrollo del país, pero sólo con eso no alcanza".

"Nosotros tenemos que vender 3 toneladas de soja para comprar 300 gramos de Iphone, y eso es por la cantidad de conocimiento y desarrollo tecnológico que hay en el teléfono; si no metemos valor agregado en nuestras exportaciones el destino de nuestro país está jugado", ejemplificó Hisas.

Destacó que "la realidad es que en proyectos como los satélitales demostramos todo el tiempo que tenemos esa capacidad; Argentina tiene otra Vaca Muerta en la capacidad y conocimientos de los profesionales que genera".

"Basta con ver las empresas a las que les dicen 'unicornios' y que florecieron sin incentivos, o la cantidad de gente que trabaja e innova en el mundo del software desde nuestro país, si hubiese decisión para acompañarlos imagínense como sería la historia", agregó.

"La materia gris de este país es una vaca muerta que hay que desarrollar como la del sur, si lo hiciéramos otra sería la historia, no para competir con otros países en la fabricación de teléfonos, pero sí para meterle todo el valor agregado posible a nuestras exportaciones", enfatizó.

(Télam)