La Ciudad de Buenos Aires registra un "amesetamiento de casos" de coronavirus en un nivel alto en las últimas semanas, con un récord que alcanzó los 3.358 contagios en 24 horas, mientras las autoridades sanitarias porteñas esperan un impacto positivo de las medidas de restricción a la circulación nocturna dispuestas por el Gobierno nacional.

La curva de contagios en el distrito porteño muestra una suba de casos ascendente desde finales de marzo y principios de abril con valores que oscilan entre los 2.100 y los 3.100 reportes diarios.

Puntualmente, el lunes 5 de abril los casos informados fueron 2.162, el martes 6 hubo 2.265, el miércoles 7 unos 2.675, el jueves 8 unos 2.281, el viernes 9 unos 2.564, el sábado 10 unos 2.413, el domingo 11 unos 2.595, el lunes 12 unos 3.358, el martes 13 unos 2.753, el miércoles 14 unos 3.063, el jueves 15 unos 2.813, el viernes 16 unos 3.057, el sábado 17 unos 2.673 y ayer -domingo- unos 2.942.

En ese marco, las autoridades sanitarias porteñas evaluaron que la Ciudad atraviesa una situación de "amesetamiento de casos" de coronavirus "con niveles altos".

Y permanecen atentos al comportamiento de la curva en los próximos días para ver si "hay un impacto" de las medidas de restricción a la circulación y cierres de comercios gastronómicos en la noche para contener la segunda ola de contagios que comenzó a regir el viernes pasado. (Télam)