En el museo taller de Ferrowhite los visitantes también se encuentran con la denominada "Muestra de cartón pintado", en la cual hay armadas varias vagonetas, entre ellas se encuentra la Casa Histórica de Tucumán, donde hay distintas figuras de presidentes correspondientes a varios períodos históricos de la Argentina.

"Hay una vagoneta para armar, que representa una casita de Tucumán donde por las ventanas asoman los rostros de los presidentes de la historia Argentina, por ejemplo desde Julio Argentino Roca hasta Alberto Fernández", comentó el director de Ferrowhite, Nicolás Testoni.

"Son rostros para armar, están imantados, se pueden sacar y poner de la vagoneta para armar secuencias históricas", agregó. "Uno le da manija y esas caras ruedan, se pueden ver por las ventanas de la casita de Tucumán por lo que se puede armar una secuencia de presidentes radicales, peronistas".

Testoni dijo que "una historia de cartón pintado, que es está muestra está en el museo desde el principio pero ha sufrido modificaciones".

"En un principio las figura que había en esa casa de Tucumán eran fijas y aludían a la década neoliberal o a la segunda década, depende como se quiera sectorizar o al menemismo, y después se decidió cambiar ese planteo y desanclarlo para volver una vagoneta meta histórica", comentó.

El director del museo dijo que "el surgimiento de Ferrowhite fue a través de los trabajadores ferroviarios que salvaron piezas (ferroviarias durante las privatizaciones de los '90) con el criterio de Noé y su arca".

"Entonces el museo en su origen está muy marcado por ese momento de la historia argentina, tal vez es la reacción a ese momento", comentó. E indicó que "decimos que Ferrowhite no es exactamente un museo ferroviario; es el de los que se quedaron en la vía".

"De todos esos ferroviarios que se organizaron para salvar algunas cosas, para que la historia de ese despojo no fuera fácilmente olvidada", agregó. (Télam)