El viceministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, afirmó hoy que aguardan que "el plan de vacunación que estamos llevando adelante nos ayude a frenar la segunda ola de contagios en coronavirus" y destacó que este año el objetivo no es la inmunidad de rebaño, sino "inmunizar a la población de riesgo".

"No hay que forzar la presencialidad" y consideró que "hay que hacerlo con mucho cuidado y responsabilidad".

"En todos los países la temporada de invierno es donde se dan los contagios de las enfermedades respiratorias, corremos con la ventaja de que tenemos algo de vacunación", explicó el funcionario en declaraciones a la FM de Radio Provincia.

"Estábamos empezando a vacunar con medidas muy restrictivas sin incorporar a embarazadas, personas inmunocomprometidas y mujeres en época de lactancia, pero ahora que se siguió investigado y hay un poco más de información, la Comisión Nacional de Inmunizaciones recomendó al Ministerio de Salud de la Nación incorporarlos, porque el riesgo a la enfermedad es mayor", sostuvo el funcionario.

Con respecto al ciclo lectivo 2021 aseveró que “me preocupan los docentes, especialmente los de riesgo, pero también la gente de riesgo que está en la casa y los niños pueden contagiar".

Asimismo, advirtió que "no hay que forzar la presencialidad" y consideró que "hay que hacerlo con mucho cuidado y responsabilidad". (Télam)