La promulgación y la inminente entrada en vigencia en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires del nuevo Código Procesal en las Relaciones de Consumo, aprobado el pasado 11 de marzo, fue celebrada como “una buena noticia para los vecinos de la Ciudad” y “una verdadera garantía constitucional” por camaristas y jueces porteños, se informó hoy.

La nueva norma -aprobada por amplio consenso y prácticamente por unanimidad en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- a la que deberá atenerse la Justicia en el ámbito de la Ciudad, implica la creación de un nuevo y específico fuero y de una “Oficina de Gestión Judicial” para entender en los conflictos que afectan a usuarios y consumidores en el distrito metropolitano.

El Código entrará en vigencia 30 días después de su publicación en el Boletín Oficial y, “hasta tanto quede constituido integralmente el Fuero en las Relaciones de Consumo, este Código será de aplicación con los alcances previstos en la Ley 6.286, las que con posterioridad se dicten y lo que determine el Consejo de la Magistratura en la materia”.

Las causas en trámite o iniciadas antes de la vigencia del Código continuarán en los fueros, juzgados y jurisdicciones respectivas.

En cuanto a la Oficina de Gestión Judicial, que deberá administrar “con eficiencia, eficacia y celeridad el despacho de las causas y de garantizar el óptimo funcionamiento del tribunal”, se regirá por “las reglamentaciones que oportunamente emita el Consejo de la Magistratura de la Ciudad”.

“La sanción prácticamente por unanimidad, y la casi inmediata promulgación por parte del Poder Ejecutivo junto a la publicación en el Boletín Oficial sin observaciones del Código Procesal para las Relaciones de Consumo son dos gestos de indudable trascendencia en el proceso de autonomía porteña”, dijo a iJudicial el vicepresidente de la Cámara de Apelaciones del fuero y presidente de la Sala IV, Marcelo López Alfonsín.

El jurista destacó que “este cuerpo legal le da al Poder Judicial todas las herramientas necesarias para llevar adelante de manera eficaz su labor jurisdiccional. Hoy la protección de los consumidores y usuarios cuenta con la herramienta necesaria para que los consumidores y usuarios hagan efectivos sus derechos de manera efectiva”, añadió.

Otra de las magistradas que sumó su testimonio fue la flamante integrante de la Sala IV de la Cámara de Apelaciones del fuero, Nieves Macchiavelli, quien explicó que “la sanción del nuevo Código de procedimiento de Consumo es, sobretodo, un nuevo avance para los vecinos de la Ciudad de Buenos Aires, quienes ya pueden resolver sus controversias de las relaciones de consumo ante los tribunales locales y conforme a las reglas procesales propias”.

Por su parte, la jueza Andrea Danas, destacó que “el nuevo Código es una herramienta innovadora que permitirá arribar a la solución de los conflictos en plazos breves”.

Para Lisandro Fastman, titular del Juzgado 14, “la norma recepta los principios fundamentales en materia de defensa del consumidor, define la competencia, incorpora el expediente digital y hace una marcada apuesta por la oralidad, entre muchas otras cuestiones”.

En las últimas semanas, especificó que “han ido ingresando los primeros casos, y es razonable esperar que los litigios vayan en aumento, a medida que los habitantes sepan de la posibilidad concreta de acceder a la justicia porteña, y obtener en un tiempo corto una resolución a sus reclamos”.

La titular del Juzgado 21 del fuero Contencioso Administrativo, Tributario y de Relaciones de Consumo, Soledad Larrea, señaló que “el nuevo Código sancionado es un avance en el ejercicio efectivo de los derechos constitucionalmente reconocidos a los porteños. También implica un paso más en el afianzamiento de la autonomía de la Ciudad y, por encima de todo, es una herramienta para mejorar nuestra calidad de vida”, concluyó. (Télam)