Joyas que pertenecieron a la gran duquesa María Pávlovna, tía del zar Nicolás II, y sacadas de Rusia en plena revolución de 1917, fueron subastadas hoy en Ginebra por casi 900.000 dólares, informó la casa Sotheby's.

Las joyas, entre ellas un broche con zafiro y diamantes y unos pendientes, fueron vendidas por 806.500 francos suizos (885.000 dólares), un valor muy superior al precio inicial, calculado entre 300.000 y 500.000 dólares, según la agencia de noticias AFP.

La casa de subastas consideró poco común que joyas con tal pasado hayan sido ofrecidas en subasta y hayan suscitado un gran interés en coleccionistas de todo el mundo.

La duquesa "entregó sus joyas a alguien de su confianza, el diplomático inglés Albert Henry Stopford (1860-1939), quien se encargó de ponerlas a salvo en Londres", explicó a la AFP Olivier Wagner, experto de Sotheby's.

"Tras un periplo increíble por todos los países escandinavos, Stopford llegó en barco a Londres, donde guardó las joyas en la caja fuerte de un banco.

La duquesa fue una de las últimas integrantes de la familia Románov en abandonar su país, en 1919. Y no fue hasta 1920 que se reencontró en Londres con toda su colección de alhajas", añadió el experto.

Click to enlarge
A fallback.

Su hija, la princesa Elena, heredó estas joyas, que permanecieron en la familia hasta 2009, cuando fueron subastados en Ginebra y adquiridas por una familia de la nobleza europea por 500.000 dólares.

Los compradores "están dispuestos a pagar por el origen y la historia mucho más que lo que el objeto vale en sí mismo", opinó Wagner, concluyó AFP. (Télam)