Un joven de 21 años resultó gravemente herido y se encuentra internado en "coma" tras haber sido atropellado por otro que hacía "wheelie" en una motocicleta cuando circulaba por el partido bonaerense de San Isidro, informaron hoy los familiares y fuentes judiciales.

Se trata de Bruno Sebastián Martín, quien fue embestido al bajar de su vehículo cuando estaba por hacer una entrega, poco antes de terminar su jornada laboral, ya que trabajaba como repartidor con la camioneta de su abuelo.

Los investigadores explicaron que todo sucedió el último martes cuando Martín, que bajó de la camioneta y caminó hacia la parte trasera del vehículo, fue embestido por la espalda por un joven mecánico de 24 años que circulaba en una rueda con su motocicleta de alta cilindrada.

Al parecer, debido a la maniobra ilegal y temeraria que realizó, no vio a Martín y lo atropelló, por lo que ambos cayeron unos metros más adelante.

Según denunció la madre de la víctima, María del Rosario, el joven quedó tendido en el asfalto unos 40 minutos hasta que llegó una ambulancia del servicio de emergencias municipal, que minutos después lo trasladó de urgencia al Hospital Central de San Isidro, donde permanecía internado en terapia intensiva.

Mientras continúa en coma, ayer los médicos le comunicaron a la familia que tiene graves heridas en las vértebras, el cuello, la espalda y la cabeza, como consecuencia del golpe que recibió, aunque la madre confirmó que “por ahora no tiene coágulos en el cerebro".

En tanto, el joven que circulaba en la moto fue detenido y puesto a disposición de la fiscalía descentralizada de Martínez, a cargo de Gastón Garbus, quien dispuso la aprehensión del acusado, pero 48 horas después recibió la libertad tras ser indagado.

"Quedó las 48 horas que se puede dejar a una persona sin orden de detención, se lo indagó y después por la calificación legal y los montos de pena que prevé el Código de Procedimiento de la provincia de Buenos Aires lamentablemente no permite disponer detención", explicó esta mañana el fiscal al canal de noticias C5N.

El funcionario judicial confirmó que se están haciendo pericias sobre el vehículo y que "la situación legal puede variar".

"El artículo 151 del Código de Procedimiento nos dice a los jueces y a los fiscales que no son detenibles los delitos en los que el término medio, entre el mínimo y el máximo, no supere los 3 años; evidentemente acá los legisladores no han dado una mano a la justicia para poder actuar", agregó Garbus.

Sobre la declaración del imputado, el fiscal contó que "el joven reconoce que no tenía licencia para conducir ese vehículo" y que el accionar de levantar la moto "no fue intencional, sino por un desperfecto de la moto", lo que calificó como "poco creíble".

El acusado está imputado de "lesiones culposas agravadas" por haber sido cometido por un vehículo automotor, haber circulado a contramano y estar haciendo maniobras temerarias sin autorización, a lo que se le suma la falta de licencia de conducir para ese tipo de cilindrada. (Télam)