El ex secretario de Obras Públicas José López pidió a la Justicia que le faciliten una urna para que el domingo 12 de septiembre próximo pueda votar en las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Es que si bien tiene como todo detenido derecho a votar, se da la situación análoga que él es parte del programa de protección de testigos e imputados colaboradores, y debe darse toda una logística para garantizar la seguridad del procedimiento y no develar el lugar donde está privado de su libertad.

José López fue condenado a una pena única de siete años y medio por enriquecimiento ilícito cuando se lo encontró en un convento en General Rodríguez con bolsos con 9 millones de dólares.

Pidió su libertad, que se la dieron, pero le impusieron una alta caución que él dice que no puede pagar por lo que reclama que se sustituya por fianza bajo palabra. Ante el planteo de José López para poder votar, el fiscal de juicio Miguel Ángel Osorio no se opuso y dijo que se debía consultar al juzgado electoral con competencia y al programa de protección de testigos e imputados colaboradores.

El juez Ricardo Basílico pidió al programa de protección de testigos e imputados colaborares que informen los lugares de votación donde podría sufragar José López.

Las alternativas son que la urna vaya al lugar de detención de José López, el cual se desconoce su paradero en función de haber sido "arrepentido" en el caso Cuadernos, o bien que él pueda trasladarse a un instituto penitenciario más cercano y votar junto al resto de los detenidos.

Incluso, el Tribunal que lo juzgó tuvo que encargar que a José López le vuelvan a realizar su documento de identidad para poder votar, puesto que el que él tenía nunca le fue devuelto luego de haber sido secuestrado cuando fue detenido allá por mediados de 2016. SOF/KDV NA