El Ministerio Público Fiscal investiga un presunto abuso sexual cometido contra un alumno dentro del colegio privado religioso de la capital tucumana, informaron hoy fuentes judiciales.

Según la denuncia realizada ante la justicia por los padres, que luego se comunicaron con las autoridades del colegio Tulio García Fernández, una institución educativa de la orden salesiana de la Iglesia católica, el abuso ocurrió hace alrededor de dos semanas.

En la causa, a cargo de la fiscal María del Carmen Reuter, prestaron declaración los padres del niño, quienes además se constituyeron como querellantes.

También fue interrogada la maestra que estaba a cargo del alumno, señalaron las fuentes.

Además, el colegio entregó a la Fiscalía una serie de elementos para ser analizados, entre los que se encuentra la nómina del personal que integra la institución y realizó un relevamiento fotográfico del lugar donde habría ocurrido el ataque.

De acuerdo con las fuentes, la justicia no aportará más detalles para preservar al menor y a su familia, hasta tanto avance la investigación.

Según trascendió en los grupos de padres de los alumnos que asisten al colegio, se está investigado a un posible sospechoso de haber cometido el abuso.

“Desde el primer momento, las autoridades del establecimiento brindaron toda la contención a nuestro alcance a la familia, se pusieron a disposición de las instancias judiciales competentes, e informamos y brindamos todo lo que las mismas nos han dirigido", indicó la institución en un comunicado en redes sociales.

En ese texto, las autoridades del colegio señalaron que también pusieron "en conocimiento de la acaecido a las autoridades educativas de la jurisdicción".

"Desde un primer momento, se manifestó la máxima colaboración en todo lo necesario para la búsqueda de la verdad y se asumió el compromiso de facilitar el esclarecimiento definitivo de lo sucedido”, señaló la institución educativa en su comunicación pública.

“Como comunidad educativa pastoral salesiana y, ante tan delicada y difícil situación, como educadores salesianos queremos estar al lado de nuestros padres y de los niños expresando nuestra máxima solidaridad con toda la familia. Repudiamos este tipo de hechos y actos en todas sus formas y acciones", agregaron las autoridades del colegio.

Asimismo, indicaron que están "siguiendo, confirmando y revisando de ser necesarios los protocolos de cuidado de los menores de edad que se nos confían, privilegiando el clima de respeto y la dignidad de nuestros alumnos y docentes, para fortalecer las condiciones que prevengan todas formas de maltrato, abuso y violencia". (Télam)