La Justicia investiga el caso de una mujer de 75 años que fue encontrada muerta en la vereda de la clínica en la que se encontraba internada, en el partido bonaerense de Quilmes, luego de caer al vacío desde la habitación en la que se encontraba internada.

Desde la clínica Ceni, donde se produjo el confuso hecho, habrían deslizado que la mujer, llamada María Inés Beltrán, pero la familia concibe como imposible esa posibilidad.

La mujer había ingresado el jueves último por problemas de cálculo de vesícula e iba a ser operado el lunes.

No obstante, sus familiares recibieron la notificación de que una persona que pasaba por el lugar se encontró con el cuerpo de la mujer en la vereda. El llamado estuvo a cargo de efectivos de la comisaría tercera de Quilmes, que indicaron a los allegados que la paciente que había caído de la habitación en la que se encontraba.

"No entendemos como una persona de 74 puede caer desde una ventana, y no podemos dejar de lado la responsabilidad civil, que comienza desde Pami que no permite elegir a las personas donde atenderse", explicó el letrado.

Por otra parte, el abogado de la familia dijo que "dese el primer día le dijeron que no le dejen su teléfono porque no había robos".

"Nosotros vamos a pedir que declaren los pacientes que estaban en las habitaciones más cercanas para descubrir la verdad, pero la mujer no tenia intenciones de escaparse como indicaron desde la clínica".

Esta clínica cuenta con numerosas denuncias por muertes que generan dudas y malos tratos a los pacientes, según informa el diario local "El Sol" desde junio de 2020, como la denuncia de una trabajadora por acoso sexual de parte de un directivo y el deceso por coronavirus de un hombre de 71 años, aunque la familia lo niega.

La causa caratulada como "averiguación causales de muerte" llegará esta mañana a la fiscalía, donde se presentaran los familiares para ser parte de la causa y solicitar medidas de pruebas, y testimoniales, que permitan descubrir lo que sucedió con la mujer