La investigadora del Conicet y profesora de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) Daniela Hozbor destacó hoy la efectividad de la combinación de vacunas contra el coronavirus e indicó que "los desafíos actuales refieren a contar y distribuir el número de dosis necesarias para las personas de todos los países, no solo de los países ricos".

La profesional, según consigna un comunicado de la UNLP, sostuvo que en la actualidad en todo el mundo se administran 40,91 millones de dosis por día, y subrayó que "el dato desalentador es que solo el 0,9% de las personas en los países de bajos ingresos ha recibido al menos una dosis, mostrando la inequidad en la distribución de las vacunas".

"Esta situación parece querer comenzar a cambiar desde el momento en que los países de mayores ingresos o los más poblados están con buenas coberturas de vacunación", pero "la demanda de dosis de vacunas supera a su oferta", aseveró.

Luego, sostuvo que la evidencia científica muestra que un mayor espaciamiento entre la primera y segunda dosis para los esquemas de dos dosis" lleva a una mayor eficacia para prevenir la enfermedad".

"La reciente prevalencia de la variante de SARS-CoV- 2 de preocupación llamada Delta (B.1.617.2) en muchos países, incluidos los del Reino Unido (8), y en otros países, ha motivado revisar estrategias de vacunación y eficacia", añadió.

Hozbor precisó que lo observado hasta ahora es que la variante Delta es moderadamente resistente a las vacunas, especialmente en personas que han recibido una sola dosis.

Luego trajo a colación un estudio de Public Health England, publicado el 22 de mayo, donde se encontró que una sola dosis de la vacuna de AstraZeneca o Pfizer redujo el riesgo de desarrollar síntomas de Covid-19 causados por la variante Delta en un 33%, en comparación con el 50% de la variante Alfa.

"Una segunda dosis de la vacuna AstraZeneca aumentó la protección contra Delta al 60% (en comparación con el 66% contra Alfa), mientras que dos dosis de la vacuna de Pfizer tuvieron una efectividad del 88% (en comparación con el 93% contra Alfa). Estos datos muestran que las vacunas siguen funcionando muy bien en sus esquemas de dos dosis frente a las variantes", afirmó.

Añadió que en base a estos datos, "y en una situación de compromiso sobre la evidencia del aumento de eficacia de las vacunas con un espaciamiento mayor entre primera y segunda dosis, en la Argentina se ha tomado la decisión de llevar los esquemas de dos dosis que involucran vacunas vectoriales (Sputnik V y Oxford/AstraZeneca) a un espaciamiento de dos meses y para la vacuna a virus inactivado (Sinopharm), un mes". (Télam)