Una mujer de 78 años debió ser internada hoy en la ciudad de Mar del Plata, luego de ser mordida en las piernas y los brazos por su propio perro, raza rottweiler, que fue baleado por personal policial para que la soltara.

El hecho ocurrió durante la tarde en una vivienda ubicada cerca de Parque Camet, en la zona norte de la localidad balnearia, y tras ser derivada a un hospital la víctima debió ser operada a causa de las heridas.

La mujer fue atacada por el perro cuando salió al patio delantero de su casa, sobre la calle Costa Atlántica al 4700.

Fuentes policiales indicaron que el animal empezó a morderla "en ambos brazos, en los cuádriceps y muslos", y los vecinos del lugar reportaron el hecho al 911 al escuchar sus gritos.

Efectivos de la Comisaría 15ta. intervinieron en el lugar, pero no pudieron calmar al rottweiler, que estaba "enajenado" e intentó atacarlos también a ellos.

Ante esa situación, uno de los policías disparó sobre el perro, que retrocedió e ingresó en la vivienda tras recibir el impacto de bala.

Luego intervino en el domicilio personal del SAME, que trasladó a la mujer al Hospital Interzonal General de Agudos, donde debió ser operada y permanecía internada.

El hijo de la víctima llegó minutos más tarde al domicilio, y contactó a un veterinario para que asistiera al animal baleado.

Por el hecho se inició una causa por "lesiones" en la Unidad Funcional de Instrucción 11 de Delitos de Culposos, a cargo del fiscal Pablo Cistoldi. (Télam)