El Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif) de Río Negro intensificó las recomendaciones y medidas de prevención tras varios focos controlados en diversos puntos de la provincia durante el fin de semana largo, informó hoy la Secretaría de Protección Civil rionegrina.

Los incendios se produjeron en Río Colorado, Chimpay, San Antonio Oeste, Choele Choel, Luis Beltrán, Lamarque, Conesa y Viedma, con diversas pérdidas materiales.

"Esta es una clara muestra de lo que va a ser este verano que todavía no comienza, estamos a días de que comience la temporada de verano y ya tuvimos muchas muestras", dijo el secretario de Protección Civil de la Provincia, Adrián Iribarren.

"No se puede prender fuego por ningún motivo en esta temporada, solo se puede en lugares autorizados como la zona de campings", apuntó el funcionario.

También recordó que la temporada de quema finalizó el 15 de noviembre, y que cualquier foco de incendio, columna de humo que se vea "es declarado como un incendio de campo, de pastizales y hay que dar aviso".

Es muy importante que los campistas que realicen algún fogón "solo lo hagan en lugares permitidos y nunca dejar el fuego desatendido".

También deben contar con suficiente cantidad de agua para apagarlo antes de retirarse del lugar, y revisar que el lugar del fogón esté frío acercando la mano sobre las cenizas húmedas".

Asimismo, destacó que está prohibido cualquier tipo de quema de residuos forestales.

En las zonas rurales de montes y pastizales "es primordial mantener los caminos y alambrados limpios, realizar picadas y cortafuegos perimetrales y crear una zona defendible alrededor de las viviendas", apuntó.

Iribarren resaltó la necesidad de mantenimiento de las picadas perimetrales e internas, exigidas por ley, "posibilitan realizar la evacuación de personas, animales y permiten la entrada y salida de vehículos de emergencia", afirmó el rionegrino.

"Hay que tener muchísimos recaudos en estos días que es muy alta la probabilidad que se produzcan incendios por la temperatura, el viento y la gran cantidad de material orgánico disponible que hay en los campos de la zona producto de la lluvia de la primavera", indicó Iribarren.

Según se informó desde el Splif rionegrino, la provincia invirtió en su momento $60.000.000 en equipamientos, maquinarias, vehículos. (Télam)