El intendente del departamento sanjuanino de Valle Fértil, Omar Ortiz, dispuso hoy que todos los empleados y beneficiarios de planes sociales del municipio localizado170 kilómetros al este de la capital provincial, deberán estar vacunados con al menos una dosis contra el coronavirus para trabajar o recibir los beneficios.

La medida oficializada en un decreto abarca a “los agentes de planta permanente, política y transitoria, a agentes contratados y becados pertenecientes al municipio”.

El decreto también incluye “a los beneficiarios de programas nacionales y provinciales tales como Argentina Hace 1 y 2 para la construcción de veredas y alumbrado público, de programas de la Oficina de Empleo, de la Dirección de Producción, y para toda persona mayor de 18 años que desee acceder al carnet fitosanitario y permiso de pesca”.

Ortiz sostuvo en diálogo con medios locales que tomó la medida por "la necesidad de promover la vacunación contra el Covid-19" con las dosis aportadas por el Gobierno de San Juan y consideró que "se deben tomar medidas necesarias para evitar el colapso del sistema de salud del departamento".

El intendente aseguró que “la Municipalidad tiene la facultad de implementar estas medidas” y dijo que están siendo analizadas para su aval en el Concejo Deliberante, aunque dejó en claro que “sólo afecta a quienes dependen de una u otra manera del municipio” y que “no es obligatorio para la población en general”.

El jefe comunal tomó en el pasado medidas extremas para luchar contra la Covid-19, cuando el 27 de marzo bloqueó las 8 rutas de acceso al departamento con camionadas de tierra que impedían el paso de vehículos.

En ese momento, sostuvo que “por ahora en el Valle están bien y no queremos complicaciones y por eso nos blindamos”. (Télam)