Un grupo de médicos y enfermeros del Hospital Perrando, de la provincia Chaco, quedaron en el centro de la polémica luego que se viralizara un video en el que están reanimando a una persona, mientras se ríen a carcajadas y finalmente, el paciente falleció. En las imágenes se puede observar cómo la persona se encuentra acostada e intubada en una camilla, al mismo tiempo que una mujer realiza las maniobras pertinentes

A su alrededor, según quedó registrado en el video, todo eran carcajadas. Tras lo ocurrido, tres enfermeros y una médica fueron suspendidos de sus puestos de manera preventiva. La persona que recibía asistencia médica tenía 76 años y había sufrido un fuerte golpe en la cabeza en la localidad de Miraflores, el primero de septiembre pasado. Lo llevaron a Hospital Castelli, pero, ante la falta de un neurocirujano fue derivado al Perrando, en la ciudad de Resistencia. Como el sangrado iba en aumento, lo tuvieron que intervenir quirúrgicamente. Al día siguiente del golpe, ya estaba en terapia intensiva, el 3 de septiembre fue declarado como "inestable" y el 4 fue cuando tuvo que recibir las maniobras de reanimación, porque tuvo un paro cardíaco. En diálogo con Diario Chaco, la directora del Hospital Perrando, Nancy Trejo, informó que las personas que se reían ya fueron identificadas gracias al video que circuló

Además, los sumariaron y los apartaron por la decisión del Ministerio de Salud provincial. "Sé que las disculpas hoy no alcanzan, pero se están tomando las medidas pertinentes, correspondientes y necesarias, ante este hecho lamentable", se disculpó. FGB/GO/KDV NA