El bloque del Frente de Todos (FDT) en la Legislatura porteña presentó hoy un proyecto de ley para implementar una "respuesta integral" a la problemática del VIH-SIDA y de otras infecciones de transmisión sexual (ITS) en la Ciudad de Buenos Aires y actualizar la normativa vigente para asegurar los tratamientos y luchar contra la discriminación derivada de estas enfermedades.

La iniciativa fue difundida durante un encuentro en el Salón Perón de la Legislatura, encabezado por el diputado del FDT Javier Andrade, autor de la ley, junto a representantes de organizaciones sociales y políticas, además de personas con VIH que debieron enfrentar situaciones de discriminación tras conocer su diagnóstico.

“Este es un proyecto que pretende trabajar fuertemente contra el estigma y la discriminación”, dijo Andrade, y agregó: "Esperamos que la Ciudad sea una vez más ejemplo en materia legislativa y pueda avanzar con un tema tan importante como una respuesta integral”.

Si bien existen leyes nacionales desde comienzos de la década de 1990, y la Ciudad de Buenos Aires fue una de las jurisdicciones pioneras en políticas públicas sobre el SIDA, la normativa vigente se encuentra "desactualizada", según evaluaron desde el bloque opositor.

En ese marco, propusieron ir a un abordaje "más integral" que incluya "detección e investigación de los agentes causales, el diagnóstico y tratamiento, la prevención, asistencia integral y la rehabilitación de estas patologías".

También, implementar "medidas tendientes a evitar su transmisión fortaleciendo la educación de la población y el acceso a la información en cuanto a medidas preventivas y a la reducción del estigma, la discriminación y la criminalización de las personas con VIH, Hepatitis Virales e ITS".

Se propone la creación de un consejo asesor con participación de las asociaciones civiles involucradas en la materia y se estipula como obligatoria la promoción de "la empleabilidad de las personas con VIH".

La iniciativa establece que “en ningún caso se podrá, por motivo del estado serológico del trabajador, realizar actos arbitrarios tales como: despidos, hostigamientos, violación de su confidencialidad u otras formas de discriminación en el ámbito laboral”.

Al respecto, mencionaron la encuesta global de la Organización Internacional del Trabajo realizada en 50 países que reveló que aproximadamente cuatro de cada diez encuestados consideraron que “las personas con VIH no deberían poder trabajar directamente con otras personas que no tienen el VIH”. (Télam)