Por un fenómeno geológico, que comenzó hace cientos de años, en África se produjo una grieta que año a año va en aumento, y que podría llegar a formar un nuevo océano.

La misma se encuentra en la región Afar de África Oriental, y se extiende hasta Mozambique. La grieta crece a un ritmo de 7 milímetros al año, y se espera que, entre 5 millones de años, o diez, se termine de completar la formación de un nuevo espejo de agua.

La división de las placas tectónicas de África.

Según un reciente estudio publicado en la Revista Nature, la microplaca Victoria gira en contra de las agujas del reloj en relación con la placa africa, lo que genera una grieta, denominada Gran Valle del Rift, dando lugar a un proceso único en el mundo en el que se puede observar cómo una fisura continental se convierte en una grieta oceánica.

Los investigadores afirmaron que la microplaca Victoria está girando en contra de las agujas del reloj.

Cabe destacar que se trata también de una zona en la que hay varios volcanes activos, tal como sucede con el Erta Ale, que de continuar de esta manera, podría dar espacio a una nueva cuenca oceánica