El coordinador de Proyecto 7 de gente en situación de calle, Horacio Ávila, aseguró que la niña encontrada hoy en Luján "no desapareció el lunes sino que está desaparecida hace siete años", desde su nacimiento, en la medida en que todo este tiempo fue "invisible" a los ojos del Estado y de la sociedad que "no hicieron nada" para sacarla de esa situación de vulnerabilidad.

Además, enfatizó que no debe perderse de vista que tanto la niña como su madre –ambas viviendo en la vía pública-, "no son víctimas de este muchacho (que la secuestró), son víctimas de la falta de políticas del Estado, de la ausencia del Estado y de la indiferencia que hay en la sociedad hacia estos casos".

"En realidad, la niña está desaparecida hace 7 años, no desapareció el lunes, pero se visibilizó su situación cuando alguien se la llevó: estaba viviendo entre 5 plásticos frente a todo el mundo pero a la vez desaparecida en el sentido de que nadie la asistió y de que no trabajaron los organismos que correspondían para que ella empezará a existir", dijo.

"Porque todos somos seres sociales y existimos en la medida en que el otro te reconoce como tal; de lo contrario, no existimos y la invisibilidad tiene que ver con eso", agregó el referente de Proyecto 7, una organización integrada por personas en situación de calle.

Y esa invisibilidad en la que crecía la niña, también es extensible a su mamá, una joven mujer con adicciones que algunos sectores "buscan criminalizar".

"La niña está en situación de calle porque la mamá está en situación de calle, y si bien el Gobierno de Ciudad dice que la asistió en diferentes ocasiones, obviamente no le encontraron la vuelta para hacerlo y entonces le vuelven a pasar la pelota a ella, cuando más bien lo que hay es una deficiente formación para intervenir en estas cuestiones que son sumamente complejas", explicó.

Para Ávila, el Estado también falló en relación al presunto secuestrador que "tiene denuncias por abuso y padecimientos mentales, pero tampoco nunca ni la justicia ni los dispositivos de salud mental hicieron lo que tenían que hacer en el abordaje de este personaje que al parecer representaba un riesgo para sí mismo y para terceros".

Por otro lado, este referente hizo hincapié en que si la niña apareció a las 48 horas fue gracias a "la presión de les vecines, no la policía que cuando fue a hacer la denuncia incluso le dijeron: '¿No la habrás entregado vos, no? ¡Porque vos con tal de consumir, hacés cualquier cosa!", contó.

Además, Ávila destacó que a nivel país hay familias de "cuatro generaciones en situación de calle ya" pero "ninguna estructura de contención para mujeres o niñas embarazadas o con niños pequeños" sin techo, como para "cortar la cadena" y que esta niña que hoy pudo reencontrarse con su mamá "no llegue a la adolescencia en la calle y quede embarazada", reproduciendo el circuito.

La problemática de situación de calle es "compleja" de abordar, dijo, "no es cuestión de darle una cama y comida, además hay que trabajar consumo, trabajo, capacitación laboral, situaciones emocionales, salud mental y muchas otras para que las personas puedan empezar a tener una vida independiente y digna", agregó.

Y este abordaje Proyecto 7 lo promueve "no en base a supuestos que nunca pusimos en práctica", sino de la experiencia de todos los días en sus tres centros de integración -Monteagudo, Frida y Che Guevara- y por eso "sabemos que se puede hacer".

Porque además "el que está en la calle no es criminal, drogadicto, abusador o mala gente" como indica el estereotipo construido que habilita "la excusa de que es 'gente que no sirve y hagamos lo que hagamos no vamos a poder resolver nada'".

"Y la realidad es totalmente diferente: yo estuve 7 años en situación de calle y puedo testimoniarlo desde mi lugar. Seguramente en la calle nadie me daba bolilla y vos no me hubieras llamado para una entrevista, pero mi mente, mi pensamiento y yo soy el mismo siempre", concluyó.

En julio del año pasado, Proyecto 7 junto a otras organizaciones sociales y el diputado Federico Fagioli (FDT) presentaron un proyecto de ley para personas en situación de calle y familias sin techo.

Por último, Ávila contó que este próximo mes de abril se realizará el tercer Censo Popular de Personas en Situación de Calle (CPPSC) que, estima, arrojará un "aumento del 30%" respecto a las 7.251 contabilizadas en 2019.

(Télam)