La ministra de Salud de la provincia de Santa Fe, Sonia Martorano, dijo hoy que el niño de 8 años al que se le detectó una hepatitis severa "está estable" y que al ser una caso aislado, no se puede "contextualizarlo en lo que se denominaron brotes en Europa"

Además, la ministra comentó que es un episodio de hepatitis severa "que es de causas aún no determinadas" y que, al ser detectado, se dio rápidamente el aviso a epidemiología de Nación por el alerta de la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Todavía estamos con este niño en estudio. Se descartó la hepatitis A, B y C, y se está trabajando en las causas tóxicas e inmunológicas, pero insisto es severa de causa aún no determinada", aseguró Martorano, en declaraciones al canal de noticias TN

La ministra que insistió en decir que es "un caso aislado", comentó que espera que entre esta tarde y mañana se obtengan los resultados para detectar si es hepatitis D o E, y recomendó que se insista en los cuidados del lavado de manos, de frutas y verduras que se consuman crudas, tomar agua potable o hervida y en realizar la vacunación pertinente. El niño, que permanece internado en una sala de alta complejidad del Hospital de Niños de Rosario Zona Norte "Roberto Carra", tenía puestas las vacunas de la hepatitis A y de la B. Este miércoles, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó el caso del niño con hepatitis aguda grave. El 15 de abril, la OMS había lanzado un alerta sobre la aparición de un brote de hepatitis aguda grave, de causa desconocida, en niños y niñas del Reino Unido. Hasta el momento fueron reportados 228 casos inexplicables con esta enfermedad, distribuidos en 20 países. La principal hipótesis de los especialistas es que esta enfermedad podría ser causada por un patógeno común llamado adenovirus 41. Los adenovirus, normalmente asociados a dolencias respiratorias leves, pueden provocar también conjuntivitis o trastornos digestivos, son más frecuentes en invierno y se transmiten fácilmente en guarderías infantiles y escuelas. Por su parte, la Sociedad Argentina de Pediatría emitió un comunicado en el que advirtió a los médicos sobre una posible aparición de casos

"Una hepatitis aguda grave con elevación marcada de las enzimas hepáticas e ictericia, acompañado en la mayoría de los casos por síntomas gastrointestinales previos que incluyen dolor abdominal, diarrea y vómitos", indicó el organismo. GO/KDV NA