La tormenta tropical Henry se convirtió este sábado en un huracán de categoría 1 y se prevé que toque tierra en la costa noreste de Estados Unidos el domingo, informaron meteorólogos estadounidenses.

"Aunque se espera un cierto debilitamiento antes de tocar tierra el domingo, se prevé que Henri tenga o esté cerca de tener fuerza de huracán cuando llegue a las costas de Long Island y el sur de Nueva Inglaterra", dijo el Centro Nacional de Huracanes estadounidense (NHC).

Los vientos máximos sostenidos aumentaron a cerca de 120 km/h con ráfagas mayores, añadió el NHC, según informó la agencia de noticias AFP.

Se espera además una marejada ciclónica desde Flushing, Nueva York, hasta Chatham, en Massachusetts.

El último huracán que tocó tierra en áreas de Nueva Inglaterra fue Bob en 1991 y el último huracán que golpeó directamente a Long Island fue Gloria en 1985.

El gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, dijo ayer que movilizó a 1.000 miembros de la Guardia Nacional del estado para ayudar con posibles operaciones de rescate y reparación, aunque aún no pidió evacuaciones. (Télam)