Un accidente en una mina en el sur de Polonia, el segundo que ocurre en la última semana, dejó diez trabajadores desparecidos, informó hoy la empresa minera JSW en un comunicado.

"Los socorristas están sin contacto con diez personas" que se hallaban en la mina de Zofiowka, en el sur del país, indicó JSW, la compañía a la que pertenece también la mina de Pniowek donde cinco personas murieron y siete desaparecieron el miércoles como consecuencia de dos explosiones de metano.

El primer ministro polaco, Mateusz Morawiecki, calificó como "devastadora" la noticia del nuevo siniestro, que se produjo a una profundidad de 900 metros en la madrugada de este sábado en la mina de Zofiowka, a raíz una importante fuga de metano, según JSW, informó la agencia de noticias AFP.

Cincuenta y dos mineros estaban cerca del lugar donde se sintió la sacudida, de los cuales 42 consiguieron llegar a la superficie ilesos.

Doce equipos de socorristas participan en la acción de rescate, quienes tienen que recorrer entre 2.300 y 2.500 metros para llegar a la probable ubicación de los mineros buscados, agregó la empresa.

El accidente de este sábado es el segundo que se produce en una semana, luego de que cinco personas, incluido un paramédico, murieran, otras siete desaparecieran y 20 fueran hospitalizadas --seis de ellas con quemaduras graves-- tras dos explosiones de metano ocurridas el miércoles en Pniowek.

Tomasz Cudny, presidente del grupo JSW que controla la mina de carbón de Pniowek, en Pawlowice, en el sur del país, dijo ayer que se abandonó la operación de rescate para evacuar a los siete mineros por ser considerada "peligrosa" para la vida de los socorristas.

Los líderes del grupo informaron que entre el jueves y el viernes por la noche se registraron nuevos desprendimientos de rocas, que causaron otros diez heridos leves entre los rescatistas que intentaban instalar un nuevo conducto de ventilación en el fondo del pozo, de unos 1.000 metros de profundidad.

Polonia, que todavía depende del carbón para aproximadamente el 70% de su energía, sufrió varios accidentes mineros en los últimos años. (Télam)