Un grupo de arqueólogos peruanos halló un cementerio de la época colonial española con 42 entierros humanos en el antiguo hospital San Andrés, una de las construcciones virreinales más antiguas, ubicado en el centro de Lima, construido en 1552 y edificado por el virrey Andrés Hurtado de Vildoso, informaron hoy autoridades locales.

"Estamos en el cementerio más antiguo y conservado de la ciudad de Lima, con uso desde 1552 hasta 1808, donde hemos encontrado 42 restos de cuerpos enterrados entre hombres y mujeres de 30 y 50 años", explicó el gerente del Programa Municipal para la Recuperación del Centro Histórico de Lima, Luis Martín Bogdanovich.

Los investigadores cavaron apenas 30 centímetros para descubrir decenas de osamentas -conjunto de huesos-, algunas en perfecto estado de conservación, informó la agencia AFP.

"Es un cementerio de la época colonial. Aquí se enterraron a personas de diferentes clases sociales", detalló Bogdanovich, que calificó el hallazgo como "fundamental para la historia de la ciudad de Lima".

En la época de la colonia no existían cementerios públicos y la gente, entre ellos españoles y criollos, llegaban al hospital a morir tras sufrir una enfermedad. "El hospital era muchas veces un lugar para albergar y morir bien porque tenía una iglesia", indicó el especialista.

En el lugar también se halló una cripta subterránea de 12 metros de dimensión por cuatro de ancho, en forma de estructura abovedada de ladrillos, que habría funcionado durante casi 300 años, y en las criptas, a unos ocho metros de profundidad, se enterraban a personajes de "mayor rango social".

"Este es un hallazgo excepcional porque -normalmente- no se conservan tan bien los entierros, ni siquiera en el interior de la iglesia", dijo el arqueólogo Héctor Walde, jefe del equipo de arqueología de Lima.

Por su parte, Walde explicó que la mayoría de los entierros son de varones y están en "posición extendida".

"Hay diferentes causas de mortandad, pero la más llamativa es la sífilis en un caso", dijo.

El cementerio tiene una extensión de 150 metros cuadrados y algunas osamentas se encontraron pegadas a columnas de concreto y adobe, mientras que otras estaban cerca de tuberías de agua y desagüe.

Además, se ubicaba debajo del patio de un colegio donde niños jugaban hasta hace 15 años.

Entre los elementos descubiertos se encuentran azulejos y fragmentos de cerámica.

De acuerdo a los especialistas, en el lugar estarían enterradas las momias de los incas Huayna Cápac, Pachacútec y Tupac Yupanqui, y dos de sus esposas o Collas.

"Las momias fueron retiradas del Cusco donde eran veneradas y hay evidencias de que las momias fueron enterradas en el hospital", indicó Walde.

La investigación arqueológica, el Plan Maestro del Centro Histórico, contempla la próxima restauración y recuperación del inmueble, con el objetivo de crear la Escuela de Saberes Tradicionales de Lima, en beneficio de la comunidad de Barrios Altos y toda la ciudad.

El imperio incaico (1438-1533) tuvo 14 emperadores o incas, pero no existe a la fecha ningún lugar con sus restos y su presunta ubicación es un misterio.

Tras dejar de funcionar, el hospital San Andrés se convirtió en 1808 en un convento de monjas, hospicio para niños abandonados y luego fue un colegio público hasta 2007, cuando un sismo lo dañó. (Télam)