A menos 160 personas aparecieron muertas en la última semana en las costas de Libia, en el norte de África, producto de los naufragios de las precarias embarcaciones en la que viajaban con destino a los países europeos, informó la Organización Internacional para las Inmigraciones (OIM)

"Durante la última semana, al menos 160 personas perdieron la vida en el Mediterráneo central, frente a Libia", informó en la red social Twitter, Safa Msehli, vocero de la OIM y agregó que en lo que va del año "casi 1.500 migrantes resultaron ahogados".

El funcionario subrayó que "entre el 12 y 18 de diciembre, 466 migrantes fueron socorridos o interceptados en el mar y llevados a Libia", según informó la agencia de noticias Ansa

El país norafricano es un importante punto de pasaje para decenas de miles de migrantes que cada año buscan llegar a Europa mediante las costas italianas, distantes unos 300

kilómetros.

En su mayoría provenientes del Africa sahariana, los solicitantes de asilo, a menudo, son presas de los traficantes, cuando no fallecen en el intento de llegar a costas europeas.

Click to enlarge
A fallback.



(Télam)