El intendente de Río Tercero, Marcos Ferrer, anunció hoy que desde el próximo fin de semana quedarán habilitadas las reuniones sociales, fiestas de egresados y boliches en esa localidad cordobesa, y pidió el apoyo del Gobierno provincial.

La decisión el jefe comunal se presenta en parte como un pedido a tener igualdad con la ciudad de Río Cuarto, donde ya se permiten ese tipo de actividades.

"Esto es por una serie de circunstancias, el argumento más importante es que Río Cuarto lo ha hecho y no debe haber cordobeses de primera y de segunda. Las restricciones o flexibilizaciones tienen que ser para todos iguales", explicó Ferrer mediante un video.

"Entendemos que para Río Cuarto hubo una postura de apoyo del Gobierno provincial", agregó, y aseguró que en el transcurso de la semana elaborarán protocolos para cada actividad.

“Empezaremos a permitir actividades que están siendo víctimas de esta pandemia en lo económico y lo social", remarcó. (Télam)