El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, aseguró hoy que los discursos de odio "son una amenaza creciente" y aseguró que internet y los medios sociales los "han sobrealimentado" y permitieron que se extiendan", al pronunciarse en el primer Día Internacional creado para contrarrestar este flagelo.

"La internet y los medios sociales han sobrealimentado el discurso de odio y permitido que se extienda, cual incendio abrasador, a través de las fronteras", alertó Guterres

En este sentido destacó que este tipo de discursos "promueve el racismo, la xenofobia y la misoginia, deshumaniza a las personas y a las comunidades, y perjudica seriamente nuestros esfuerzos por promover la paz y la seguridad, los derechos humanos y el desarrollo sostenible".

Destacó además que la propagación del discurso de odio contra las minorías durante la pandemia de nos ha demostrado “que muchas sociedades son muy vulnerables al estigma, la discriminación y las conspiraciones que promueve”.

"Las palabras pueden llegar a convertirse en un arma y causar daños físicos” dijo el titular de la ONU y añadió que la escalada de violencia que conlleva el discurso de odio jugó un destacado papel en los crímenes más horribles y trágicos de la era moderna.

En este sentido cito como ejemplos el antisemitismo que impulsó el Holocausto y el genocidio de 1994 contra los tutsis en Ruanda.

Guterres lanzó hace tres años la Estrategia y el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre el Discurso del Odio, un marco para apoyar a los Estados Miembros en la lucha contra este flagelo, respetando al mismo tiempo la libertad de expresión y de opinión.

La iniciativa contó con la colaboración de la sociedad civil, los medios de comunicación, las empresas tecnológicas y las plataformas de medios sociales.

El secretario general de la ONU recordó que ese organismo aprobó el año pasado una resolución en la que se pedía fomentar un diálogo intercultural e interreligioso para contrarrestar el discurso del odio, y proclamó el Día Internacional que se celebra por primera vez este 2022.

"El discurso de odio es un peligro para todos, por lo que combatirlo ha de ser una tarea de todos", sentenció el jefe de la ONU.

(Télam)