El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, calificó hoy de "carnicería climática" a las inundaciones que castigan a Pakistán desde junio pasado y que dejaron unos 1300 muertos y millones de personas sin vivienda, informó hoy el organismo internacional.

“He visto muchas catástrofes humanitarias en el mundo, pero nunca había visto una “carnicería” climática de esta magnitud. Simplemente no tengo palabras para describir lo que he visto hoy, una zona inundada que es tres veces la superficie total de mi propio país, Portugal”, dijo Guterres.

El secretario general de la ONU recorrió hoy la provincia de Sindh antes de sobrevolar algunas de las zonas más afectadas de camino a Baluchistán, donde se reunió con residentes locales, algunos de los cuales se vieron directamente afectados por las inundaciones, destacó la ONU en un comunicado.

"El resultado de declarar la a guerra la naturaleza es que el medio ambiente te puede devolver el golpe con consecuencias devastadoras", destacó Guterres a la prensa

Subrayó no obstante que también había visto "grandes cotas de resistencia y heroísmo humano, desde los trabajadores (que entregan ayuda) de emergencia hasta la gente corriente que ayuda a sus vecinos".

Guterres destacó que más allá de que un tercio del país esté sumergido bajo el agua, de las más de 1300 vidas perdidas, de las decenas de millones personas que se quedaron sin hogar y del ganado y las cosechas arrasadas, todavía “se esconden niveles incuantificables de sufrimiento humano”.

Ante la magnitud del desastre y las enormes necesidades que sufre el país asiático, Guterres pidió un apoyo financiero inmenso y urgente para Pakistán. “Y esto no es sólo una cuestión de solidaridad o de generosidad. Es una cuestión de justicia. Pakistán está pagando el precio de algo que fue creado por otros”, aseguró. (Télam)