A fin de año serán más de 100 mil las mujeres incluidas en el programa estatal Acompañar, una política pública que Elizabeth Gómez Alcorta, ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, define como preventiva de femicidios y travesticidios.

El programa lo oficializó el presidente Alberto Fernández en septiembre del año pasado, y consiste en una ayuda económica y acompañamiento a mujeres y población LGBTIQ+ en situación grave de violencia de género.

La ayuda económica es por seis meses, no requiere de denuncia judicial, es compatible con otras asistencias estatales y para ponerlo en marcha es necesaria la firma de convenios de Nación con provincias y municipios.

En diálogo con Télam, la ministra hizo un balance de esta política pública en un momento clave de la agenda de derechos humanos, ya que el próximo 25 de noviembre es el Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres.

La fecha además es el inicio de los 16 días de activismo por la no violencia, proceso que se extiende hasta el 10 de diciembre, Día Internacional de los Derechos Humanos.


-¿Cómo define al programa Acompañar?

Click to enlarge
A fallback.

-Es una política de asistencia, y a la vez, de prevención de femicidios y travesticidios porque lo que hace es acompañar a mujeres y a toda persona en situación de violencia de género, en riesgo, en situación de vulnerabilidad social importante, condiciones que colocan en situación de peligro a esas personas y por eso el acompañamiento económico y social son fundamentales para la transición de la salida de la situación de violencia.


-¿Dónde se está aplicando?


-En todo el país. Según el decreto de creación las formas para acceder son a través de municipios o provincias. Ya firmamos convenio con las 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires y por allí comenzamos para que cualquier persona, en cualquier lugar del país pueda comenzar vía provincial. También venimos firmando, semana a semana, convenios con municipios. Ya son más de 530 los convenios con municipios que permiten ingreso directo para personas que quieran ingresar el Acompañar.


-¿A cuántas mujeres ha llegado?


-A noviembre hay cerca de 90 mil mujeres que han ingresado al Programa. A fin de año vamos a superar las 100 mil.


-¿Hay evaluación para saber cómo está funcionando para determinar qué optimizar y qué cambiar?


-La evaluación es buena, ha superado por mucho la previsión que hicimos, sobre todo para el primer año y ante la necesidad que tenemos de firmar convenios con municipios y provincias para activar el programa. Lo que estamos viendo es que necesitamos optimizar el acompañamiento psicosocial.


-Luego del Acompañar ¿Qué más hace el Estado por las mujeres que atravesaron situaciones violentas?


-El Acompañar está situado para un momento de riesgo y emergencia en términos de situación de vulnerabilidad. Durante esos seis meses hay que acompañar económicamente para fortalecer, para que construya un proyecto de vida libre de violencia. Es muy importante el acompañamiento de municipios y provincias en esos seis meses, para que cuando termine ese periodo la mujer haya podido conseguir empleo o ingresado a un programa o comenzado un emprendimiento productivo. Las opciones son diversas. Nosotras tenemos en marcha el programa Producir para acompañar proyectos productivos que incluyan a mujeres que están o hayan estado en situación de violencia de género. Pero muchos municipios se están dando políticas para apoyar emprendimientos productivos. También está la posibilidad de ingresar al programa Potenciar Trabajo, con la intención de que las mujeres puedan hacer la terminalidad educativa o conseguir un trabajo. (Télam)