Para el último mes del año, y el primero del 2022, se prevén varios incrementos tanto en impuestos como en servicios, que impactarán en el índice de inflación medido por el INDEC.

En ese sentido, uno de los que impactará primero en el bolsillo de los argentinos es el incremento a las empleadas domésticas, previsto en el acuerdo paritario, que será de un 2% no acumulativo, y que modificará el cuadro tarifario de las diversas actividades cubiertas por este acuerdo paritario.

Con esta suba del 2%, los salarios de ese rubro quedarán de la siguiente manera: el Supervisor cobrará la hora con retiro $ 309y la hora sin retiro, $ 338. Mientras que aquellas personas que se contraten para tareas específicas, cobrarán la hora con retiro $292, y la hora sin retiro, $ 320,50. Por su parte, los caseros cobrarán una hora $ 275,5; mientras que el personal de asistencia y trabajo no terapéutico llevarán la hora con retiro a $ 275,5 y sin retiro a $ 308. Finalmente, las tareas generales serán abonadas por hora con retiro 256 pesos y sin retiro, $ 275,5.

Se prevén subas en prepagas, servicio doméstico, monotributo y tarifas de servicios, entre otros.
Click to enlarge
A fallback.

Para el 2022, en tanto, se prevé una suba en los aportes de los monotributistas de más de un 50%. Además, se incrementarán los topes de facturación correspondiente a cada categoría.

Las prepagas también actualizarán su cuadro tarifario. Para el mes de enero del 2022 se prevé una suba del 9% en las cuotas, acumulando un aumento del 61,04% en menos de un año.

Si bien aún no se difundió de cuánto será, ni cuando se efectivizarán, los servicios como luz, agua y gas sufrirán una segmentación en sus tarifas , según lo afirmó el secretario de Energía, Darío Martínez.

En ese sentido, se solicitó a las empresas administradoras de los servicios que se actualicen los padrones de usuarios; mientras se termina de diagramar la quita de subsidios. Con la medida se apunta a que, quienes sí pueden abonar los servicios prestados, lo hagan; mientras que se continúe con el subsidio para los sectores sociales más bajos