El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, consideró hoy que las medidas restrictivas adoptadas a nivel nacional y en la provincia de Buenos Aires hasta el 30 de abril, para minimizar los contagios frente a la segunda ola de coronavirus, "apuntan a que el sistema de salud no colapse".

"Hay que evitar que colapse el sistema de salud, que está muy muy tensionado", expuso el funcionario en declaraciones a FM Futurock y graficó que "el sector privado de Salud en la Ciudad de Buenos Aires está al 95% de ocupación o más".

"En el sector público también estamos agregando camas de terapia, pero la clave está en bajar la circulación viral", planteó Gollan.

En ese marco, evaluó que "gestionar una pandemia tiene no sólo el aspecto sanitario y epidemiológico, sino todo lo que hace a la cuestión social, política y económica" y remarcó que "de todo eso, sale una resultante que son estas medidas que consideramos oportunas".

"Desde el punto de vista sanitario y epidemiológico nosotros sosteníamos que había que restringir un poco más para parar la circulación del virus. Obviamente, después hay un marco de negociaciones en que se toman en cuenta las otras dimensiones. Pero fue positivo porque se hablaba de 14 días y al final las medidas son por tres semanas, lo que da posibilidad de ver cómo va la cosa", explicó.

Gollan sostuvo que "a más crecimiento y más velocidad del virus, se toman medidas" y advirtió que "se irá monitoreando y si las medidas no alcanzan, hay que restringir más la velocidad del virus".

En este sentido, remarcó que "la clave es bajar la circulación del virus", y señaló que la semana que viene se llegará "al primer hito" de la vacunación dado que se completará con la inmunización de la población de riesgo que se inscribió para recibir las dosis.

El titular de la cartera sanitaria bonaerense contó que la provincia tiene vacunas hasta el miércoles de la semana que viene y se mostró confiado en que "lleguen más en los próximos días".

Por otro lado, cuestionó las manifestaciones contras las medidas formuladas desde Juntos por el Cambio y consideró que "en los distintos países del mundo, las oposiciones acompañan las medidas en general, con alguna crítica, pero acompañan".

"Lo que dice Patricia Bullrich es un atentado contra la salud pública. Está llamando a que la gente se enferme y se muera", recalcó.

En tanto, el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, afirmó hoy que la velocidad de la vacunación "es rapidísima" y dijo que se está llegando a inmunizar al 70% de la población que tiene más de 70 años y subiendo muy rápido con la población de entre 60 y 70 con enfermedades de riesgo".

Asimismo, coincidió con Gollan en que en la próxima semana se completará la vacunación del personal de salud y de seguridad, docentes y auxiliares, con lo que se llegará "al primer hito" de la campaña de inmunización.

"La cantidad de casos superó ampliamente su récord histórico, lo que se traduce en un 67% de ocupación de las camas de terapia en el AMBA", expuso en declaraciones a radio Diez y señaló que por eso se debieron adoptar las medidas de cierre.

En tanto, el director de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, Juan Riera, aseguró hoy en declaraciones a Radio Nacional que "el incremento de casos en esta segunda ola se dio de una forma muy abrupta y exponencial".

"Esa demanda se vio en la cantidad de personas que están yendo a testearse masivamente", describió y añadió que "el pico de casos también fue inédito".

Riera dijo que esa situación impacta en la ocupación de camas de terapia intensiva e intermedia. (Télam)