Un ginecólogo y médico policial de 59 años y de la localidad santafesina de San Guillermo continuará en prisión preventiva por dos hechos de abuso sexual presuntamente cometidos en su consultorio, informaron hoy fuentes judiciales.

Un camarista de la ciudad de Rafaela, Sergio Alvira, confirmó hoy la continuidad de la prisión preventiva del médico Claudio Mario Bazán, detenido desde abril del año pasado por dos hechos de abuso sexual, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino.

La defensa del ginecólogo, que además es médico policial, había solicitado revocar la medida cautelar que lo mantiene detenido desde hace casi un año, pero la prisión fue ratificada hoy en segunda instancia.

Bazán está acusado de dos presuntos casos de abuso sexual que tuvieron como víctimas a pacientes que atendía en su consultorio de una clínica ubicada en San Martín al 600 de la localidad santafesina de San Guillermo.

Según explicó hoy la fiscal del caso, Favia Burella, el médico "se aprovechó de su especialidad profesional para abusar sexualmente de sus pacientes".

"El hombre simuló la realización de exámenes ginecológicos para llevar adelante su accionar delictivo", detalló Burella.

La fiscal precisó que el profesional aprovechó la relación de confianza médico-paciente para cometer los hechos que se le reprochan.

Detalló que el hombre está imputado como autor de "abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una de las víctimas, y abuso sexual por actos análogos al acceso carnal en perjuicio de la otra paciente". (Télam)