Personal de la policía de Mendoza desplegó esta mañana un operativo de control vial en los principales accesos a la capital provincial que ocasionó demoras y por momentos largas filas de automovilistas, en el marco de las nuevas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional para mitigar la segunda ola de coronavirus, informó el Ministerio de Seguridad provincial.

Los automovilistas pasaron por los distintos controles con el objetivo de verificar los permisos de circulación en el primer día hábil de las nuevas restricciones con el objetivo de bajar la cantidad de casos de Covid-19.

“El balance del operativo que comenzó el viernes fue muy positivo y arrojó unos 80 infractores que no pudieron justificar su circulación y no hemos tenido reporte de grandes fiestas clandestinas”, dijo esta mañana el subsecretario de Relaciones Institucionales de Mendoza, Néstor Majul

Desde que comenzaron las nuevas restricciones y ante los fuertes controles por parte de la policía, la circulación de personas y vehículos fue mínima.

En este sentido Majul señaló que “unas 18.000 personas por día pasaron por los controles”, desde que se implementaron las medidas.

El Ministerio de Seguridad apostó en las calles a unos 3.500 policías distribuidos en 400 puestos, entre fijos y móviles, para realizar los controles en los diferentes accesos con que cuenta la provincia.

“El balance es positivo, el comportamiento de la gente con respecto a las nuevas restricciones, hemos visto una baja de circulación muy notoria, la gente respeta tanto los horarios de cierre como de circulación”, destacó Majul y recordó que los controles continuarán hasta el 30 de mayo inclusive.

Las sanciones por violar las restricciones van de 10.000 pesos para quienes circulen sin permiso o, si es dueño del local o domicilio, 50.000 pesos, realizando la pertinente denuncia en los términos del artículo 205 del Código Penal y/o artículo 119 bis del Código Contravencional Provincial, según corresponda. (Télam)