Un fuerte temporal en Rosario generó la caída de un árbol de gran porte y de otros 25 de menor tamaño, lo que ocasionó el anegamiento de calles, mientras se esperan fuertes ráfagas de viento durante esta jornada, informaron hoy fuentes de Defensa Civil.

Unos 30 milímetros de agua se acumularon en Rosario por las precipitaciones de las últimas horas que estuvieron acompañadas por un viento constante que alcanzó casi los 60 kilómetros por hora, por lo que desde temprano personal de Defensa Civil trabaja relevando daños y en tareas de prevención.

La consecuencia más grave de la tormenta fue la caída sobre la calzada de un viejo árbol de gran porte en Avenida Libertad al 300, que no afectó a ningún transeúnte.

El titular de Defensa Civil de Rosario, Gonzalo Ratner, reportó la caída de 25 árboles y de ramas de gran porte.

"Estamos hablando de un viento que alcanzó una velocidad de 59 kilómetros por hora y que fue sostenido, no fueron ráfagas", añadió Ratner.

El funcionario aclaró que si bien las calles fueron despejadas y el tránsito ya funciona correctamente, seguirán las tareas de limpieza durante la mañana para el retiro de ramas y basura que se desplazó por el agua.

Click to enlarge
A fallback.

En tanto desde el Sistema Meteorológico Nacional (SMN), detallaron que continuarán las precipitaciones en la ciudad durante algunas horas y que para mañana se espera un día soleado con una temperatura superior a los 30 grados. (Télam)