Nueve fiestas clandestinas fueron clausuradas en la provincia de Salta por personal policial, durante operativos sanitarios realizados este fin de semana, y una de ellas, en Tartagal, tenía más de 200 asistentes.

Fuentes policiales informaron hoy que, en el marco de los operativos preventivos por la emergencia sanitaria por coronavirus, personal de la fuerza clausuró nueve fiestas ilegales en Tartagal, Cafayate, Orán, San Lorenzo, El Quebrachal y en Salta Capital.

La primera de ellas se detectó durante la madrugada del viernes, en el barrio Ferroviario, de la ciudad de Tartagal, 365 kilómetros al norte de la capital salteña, donde se constató que más de 200 personas participaban de un encuentro, en el que se comercializaban bebidas y se abonaba una entrada.

En tanto, durante la madrugada de este domingo, en la localidad turística de Cafayate, a 189 kilómetros de Salta Capital, en los Valles Calchaquíes, se registraron tres fiestas clandestinas.

Una en la avenida Automóvil Club Argentino, con la concurrencia de 35 personas; la otra en la intersección de las calles Güemes Sur y Cesar Fermín Perdiguero; y la última en Colón y Arnaldo Echart.

Otra de las fiestas se detectó en barrio Los Troncos, de San Lorenzo Chico, donde se verificó la presencia 40 personas en el interior de un inmueble, mientras que en un domicilio de la calle General Güemes al 700, de Salta Capital, se clausuró un evento con la concurrencia de 40 personas.

Otro de los procedimientos se concretó en la localidad de Nuestra Señora de Talavera, del departamento Anta, donde se desarrolló una fiesta con unas 20 personas.

Finalmente, en Orán, durante un patrullaje preventivo se observó en calle Los Cedros al 400, una gran cantidad de vehículos estacionados, tratándose de un evento organizado a través de redes sociales, con el cobro de entrada.

En todos los casos se constató la presencia de menores, venta de bebidas alcohólicas y en alguna de ellas el cobro de un importe para el ingreso, explicaron los voceros. (Télam)