El papa Francisco alentó hoy a una delegación budista a trabajar de forma "coordinada" contra la pobreza y consideró "urgente" continuar con el diálogo a todo nivel para el cuidado de la tierra.

"La pobreza y la falta de respeto a la dignidad de los marginados causan mucho sufrimiento y desaliento en nuestro tiempo; por lo tanto, deben contrastarse con procesos coordinados que promuevan la conciencia de la fragilidad radical de nuestros contextos ambientales", planteó el pontífice al recibir este jueves en el Vaticano a una delegación budista de Camboya.

Para Francisco, "es urgente buscar, a través del diálogo a todos los niveles, soluciones integrales basadas en el respeto a la interdependencia fundamental entre la familia humana y la naturaleza".

La Delegación Budista de Camboya, encabezada por el Vicario Apostólico de Phnom-Penh, Monseñor Olivier Schmitthaeusler, se encuentra en Roma para reunirse con los responsables del Dicasterio para el Diálogo Interreligioso bajo el objetivo de explorar nuevas vías para promover la conversión ecológica a través de las iniciativas emprendidas por el diálogo budista-cristiano.

"El diálogo revela la profunda riqueza que nuestras respectivas tradiciones religiosas oferta en apoyo de los esfuerzos para cultivar la responsabilidad ecológica", planteó el Papa en esa dirección. (Télam)