El papa Francisco convocó a los superiores de la Curia romana y a los jefes de los ministerios vaticanos a hacer "en modo personal" una semana de ejercicios espirituales en marzo, al tiempo que se anunció la convocatoria a un retiro de tres días en octubre para los obispos que participen de un Sínodo convocado en Roma para ese mes.

Francisco animó a los Cardenales residentes en Roma, los Jefes de Dicasterio y los Superiores de la Curia Romana a vivir en modo personal un período de Ejercicios Espirituales en el que suspendan la actividad laboral y se dediquen a la oración, informó el Vaticano.

El llamado a la reflexión para los responsables de la Curia será desde la tarde del domingo 26 de febrero al viernes 3 de marzo y, según una nota oficial, durante esa semana se suspenderán todos los compromisos del Papa, incluida la Audiencia General del miércoles 1 de marzo.

Al mismo tiempo, el cardenal luxemburgués Jean-Claude Hollerich anunció este lunes en conferencia de prensa que el Papa encomendó al fraile dominicano Timothy Radcliffe la organización de un retiro del 1 al 3 de octubre para los obispos de todo el mundo que lleguen a Roma para participar del denominado "Sínodo sobre la Sinodalidad" que se hará en el Vaticano. (Télam)