Las autoridades francesas impusieron hoy restricciones de consumo de agua en 88 departamentos del país bajo la alerta por sequía que afectaron especialmente a regiones del oeste del país, como Países del Loira o Poitou-Charentes, así como en el este, caso de Isère, informaron oficialmente

En el departamento de Isla de Francia, los 60 municipios de las cuencas hidrográficas de los ríos Orge y Rémarde entraron el jueves en estado de alerta por decreto de la prefectura, informa la cadena BFMTV, consignó la agencia de noticias DPA.

El servicio meteorológico francés no arroja buenas perspectivas de aquí a principios de agosto, ya que casi no se esperan lluvias durante las dos próximas semanas, a excepción de los Pirineos y los Alpes.

La agencia de salud pública de Francia informó que recibió reportes de "dos accidentes de trabajo mortales posiblemente relacionados con la exposición al calor".

La semana pasada se registró el primer fallecido en la región de Occitania (sur) al inicio de la ola de calor, alrededor del 12 de julio, y el segundo en Bretaña (oeste), días más tarde, indicó Santé Publique France.

El país galo registró el lunes pasado la "jornada más calurosa" de la actual ola de calor, que dejó récords históricos de temperatura en localidades del oeste del país.

El servicio de meteorología Météo-France informó que en esa jornada las temperaturas alcanzaron los 39,3ºC en Brest, en extremo oeste; más de cuatro grados más que el récord local anterior de 35,1ºC de agosto de 2003; 39,5 ºC en Saint-Brieuc; 42ºC en Nantes; y 42,6ºC en Biscarrosse en suroeste. (Télam)