El gobierno formoseño informó hoy que asiste “entre 60 a 80 mujeres por semana, es decir, más de 300 por mes, que atraviesan situaciones de violencia por motivos de género”.

En un comunicado emitido por la subsecretaria de Comunicación de esa provincia la Secretaria de la Mujer, Angélica García, indicó que “en promedio, la institución asiste entre 60 a 80 mujeres por semana, es decir, más de 300 por mes, que atraviesan situaciones de violencia por motivos de género”.

Explicó en esa línea, que las violencias pueden ser verbales, psicológicas, físicas, económicas, sexuales, en sus tipos y modalidades, entonces “toda situación que es impuesta y vulnera a la persona es violencia”.

Con respecto a la asistencia dijo que es “brindada a través de un equipo técnico interdisciplinario que trabaja en la contención, el asesoramiento y el acompañamiento de las situaciones que atraviesan las mujeres y las personas del colectivo LGBTIQN+”.

Aclaró que “La Secretaría de la Mujer no es un organismo de recepción de denuncia, sino que pueden llegarnos por las policías a través de los preventivos, por los juzgados a través de oficios, por las personas que llegan hasta acá”.

En ese sentido el área legal “le asesora a la persona donde recurrir a denunciar, siempre en estos casos hay que hacer las denuncias en la policía, en la Oficina de Violencia Intrafamiliar del Poder Judicial, en los juzgados de Paz y si la situación amerita en el juzgado de Instrucción Penal o fiscalías”.

Click to enlarge
A fallback.

En ese contexto, detalló que cuando una persona llega a la cartera, ya sea de forma presencial o remota, lo primero que se realiza es “la admisión por protocolo”, que se trata de la primera escucha o entrevista.

“Luego se deriva a las profesionales que intervienen que son las abogadas y las psicólogas en primer término, allí se brinda el asesoramiento que requiere, si considera el acompañamiento y después el seguimiento del caso hasta que logren las medidas de protección, exclusión del hogar o prohibición de acercamiento, en el área legal”, señaló.

En cuanto a lo psicológico, se les brinda la contención “para lograr su empoderamiento” que se concreta una vez que ella “pueda salir de ese círculo que atraviesa de violencia por motivos de género o una situación no sólo de violencia sino también de vulnerabilidad, se trabaja sobre la emoción de esa persona”.

Por otro lado, se ayuda también en el aspecto económico, a través del Programa Nacional Acompañar, que está destinado a mujeres y personas LGBTIQN+ que atraviesan situaciones de violencia por motivos de género.


(Télam)