Las autoridades de la República de Fiyi dispusieron medidas de prevención, como el cierre de escuelas y un toque de queda, ante la posible llegada del ciclón tropical Ana, considerado el primero en arribar a ese país insular de Oceanía, en 2021.

Si bien por el momento, Ana es una depresión tropical, se prevé que alcance la categoría de ciclón tropical durante esta jornada, según el Servicio Meteorológico de Fiyi.

En base a esa información, se espera que el ciclón llegue con fuertes lluvias e inundaciones a su paso por la pequeña isla, lo que podría provocar deslizamiento de tierra y el desborde de ríos.

Ante esta situación, la Oficina Nacional de Gestión de Desastres sugirió a los habitantes de Fiyi que almacenen suficiente agua y alimentos, y les solicitó que se trasladen a lugares seguros, como los centros de evacuación establecidos por el Gobierno, por lo que en 56 de estos centros, hay actualmente refugiadas más de 2.500 personas, consignó la agencia de noticias DPA.

Asimismo, el Gobierno dispuso un toque de queda después de una reunión entre el ente de desastres del país y el primer ministro, Voreqe Bainimarama.

La medida se dispuso desde las 00:00 de este sábado hasta las 4:00 horas en la parte occidental de la nación, mientras que el toque de queda para las partes oriental, central y norte comenzó desde las 4 de hoy hasta las 4 hora local del lunes.

Como medida de precaución, todas las escuelas estuvieron cerradas en el día de ayer, y el transporte marítimo fue suspendido desde las 18:00.

La temporada de ciclones en la región del Pacífico Sur se extiende entre noviembre y abril, y el último que afectó el país fue Yasa, que dejó cuatro muertos e importantes daños materiales. (Télam)