Una fiscal de Tres Arroyos que investiga las lesiones sufridas por dos efectivos policiales y daños en un destacamento del balneario de Reta, solicitó ante la Justicia de Garantías medidas de prueba para "dilucidar lo que ocurrió en la sede policial y, previamente, donde varias personas participaban de una fogata en un sector de médanos", informaron hoy fuentes judiciales.

Se trata de la fiscal Natalia Ramos, quien lleva adelante la investigación sobre los episodios que se registraron en la madrugada del domingo último en el balneario de Reta, ubicado a 86 kilómetros de Tres Arroyos.

Fuentes judiciales informaron hoy a Télam que "tras analizar distintos videos y declaraciones testimoniales la agente fiscal solicitó a la Justicia de Garantías de Tres Arroyos distintos elementos de prueba".

Desde la Fiscalía General Departamental de Bahía Blanca se indicó que "los hechos se iniciaron en una fogata que se llevaba a cabo en la zona de los médanos y a la que concurrían varias personas de la localidad".

"Hasta el momento hay versiones contradictorias respecto de cómo se iniciaron las agresiones, por lo que se espera mayor cantidad de pruebas para determinar lo sucedido", agregaron en un comunicado.

Según se indicó se documentaron "todos los daños ocurridos, en un auto y en un móvil policial en la causa caratulada como daño agravado, violación de elementos de prueba y lesiones leves agravadas".

"Hay 13 personas que fueron identificadas como partícipes de los hechos pero se aguardan las medidas de prueba para avanzar en una posible imputación", agregó la Fiscalía General Departamental.

En tanto, la fiscal Ramos dijo a Télam que "entre los elementos de prueba tenemos constancias que en el destacamento policial intentaron llevarse un cuatriciclo y parlantes, entre otros" elementos.

"Se tomaron declaraciones testimoniales y se analizaron videos de personas que estuvieron en el destacamento como así también de lo que sucedió en los médanos", agregó.

La fiscal indicó que todo comenzó "en un sector de médanos donde había una fogata con un número elevado de personas" al señalar que pese a que "no era una fiesta clandestina está prohibida" en el marco de la pandemia por el coronavirus.

"Estamos viendo que es lo que pasó ahí, no tenemos constancia en las actuaciones de la existencia de la emboscada, de cualquier manera se pidieron medidas para poder acreditarlo", afirmó.

Ramos sostuvo que "del sector de médanos la gente se trasladó al destacamento, de eso no hay duda, éstas personas identificadas rompieron el destacamento, rompieron un móvil y un auto".

"Tanto en los médanos como en el destacamento se hicieron disparos disuasivos, que está reconocido por la policía en un acta ya que lo tuvieron que hacer porque las personas se les abalanzaron a los móviles y también en el destacamento", afirmó.

La agente fiscal dijo que lo que ocurrió en Reta fue "un hecho aislado" y lo calificó como "muy lamentable, quiero creer que fue algo excepcional y una circunstancia del momento".

"Reta es un lugar muy chico, en invierno habrá unas 600 personas y en verano más, pero todas las personas que participaron no son turistas y son de la localidad", dijo.

En el marco de la causa también indicó que "la única constancia de heridos fueron de los dos policías, de hecho en la sala de atención de Reta no se asistió a nadie más, eso lo tenemos certificado". (Télam)