Tres proyectos de investigación de ciencia básica centrados en cáncer serán financiados por la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i) y GlaxoSmithKline Argentina S.A., tras ser seleccionados en una convocatoria destinada a iniciativas innovadoras de tratamientos, informó hoy la Agencia CyTA-Leloir.

Entre los proyectos elegidos se encuentra uno de Vanesa Gottifredi, de la Fundación Instituto Leloir (FIL) y del Conicet, que apunta a la "identificación de estrategias de adaptación y evasión de las células malignas de cáncer de ovario al ataque de la quimioterapia para mejorar la eficacia terapéutica de estos tratamientos".

“Las terapias de precisión y otras aproximaciones modernas que apuntan a identificar y atacar los talones de Aquiles del cáncer han logrado avances destacados. Pero seguimos sin poder controlar la posibilidad de adaptación y resistencia tumoral", indicó Gottifredi, directora del Laboratorio de Ciclo Celular y Estabilidad Genómica en la FIL y ganadora del Premio Nacional L’Oréal-Unesco “Por la Mujer en la Ciencia” 2019.

La especialista indicó que el proyecto que se realizará en células en cultivo y modelos preclínicos de ratón "apunta a buscar una estrategia para reducir la posibilidad de que el cáncer de ovario se adapte al tratamiento”.

En tanto que las investigaciones de Gabriel Morón, de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y del Conicet, y de Norberto Zwirner, del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme) del Conicet, se orientan a "la identificación de estrategias que potencien la respuesta de la inmunidad antitumoral".

En particular, la investigación de Zwirner apunta a "interferir con los mecanismos de evasión inmune propios del microambiente tumoral causado por los macrófagos asociados a tumores”, los que suelen “desactivar” la acción defensiva de los linfocitos T y de las células citotóxicas naturales (llamadas “Natural Killer” o NK).

Los investigadores estudian estrategias de reprogramación de esos “macrófagos asociados a tumores” para reconvertirlos en células proinflamatorias que no sólo no interfieran con las células NK sino que, “por el contrario, cooperen con ellas para eliminar a las células cancerosas”, explicó Zwirner, quien lidera el Laboratorio de Fisiopatología de la Inmunidad Innata del Ibyme y es profesor de Inmunología Celular y Molecular en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la UBA.

“Uno de los grandes vectores de cambio que tiene hoy nuestro país son las oportunidades que se abren con los aportes del sistema de ciencia, tecnología e innovación en todas las dimensiones de la salud. El trabajo articulado con GSK ofrece un esquema con gran potencial para hacer crecer a la ciencia argentina en un campo tan sensible como la investigación en oncología”, afirmó Fernando Peirano, presidente de la Agencia I+D+i.

Por su parte, Rosana Felice, directora médica y de investigación y desarrollo en GSK Argentina, señaló que el país "tiene un enorme potencial para jugar un papel clave en los avances de la investigación científica dedicada a entender los mecanismos moleculares de enfermedades graves y brindar posibles soluciones”.

La convocatoria se realizó a través del programa “Trust in Science” de GSK cuyo propósito es "generar asociaciones público-privadas en América Latina para seleccionar proyectos de ciencia básica de punta con capacidad para generar conocimientos para el desarrollo de fármacos efectivos para múltiples enfermedades". (Télam)